Vaca en Cuba (Imagen referencial) Foto © CiberCuba

Camagüey registra el déficit de producción de leche de vaca más alto de los últimos seis años

La provincia de Camagüey registra la caída más grande en la producción de leche en los últimos seis años y solo ha logrado acopiar poco más de la mitad de los 91 millones de litros que se planificaron para este 2020.

Guáimaro y Jimaguayú  son dos de los territorios más atrasados en la entrega, con una deuda de tres millones de litros cada uno, y le siguen Sibanicú y el municipio cabecera con un millón cada uno, aseguró a la prensa oficialista cubana Reinaldo Martínez González, especialista en la delegación provincial del Ministerio de la Agricultura. 

Las principales causas que han provocado esta situación son la sequía, el mal manejo de los rebaños y el déficit de combustible, sobre todo a raíz de las sanciones económicas implementadas a la isla para evitar que compre combustible en Venezuela.

Aunque Camagüey es uno de los territorios con mayor tradición en la producción de leche, solo en el 2018 logró superar los cien millones de litros de leche a la industria nacional. El año donde menos se produjo fue en el 2015 cuando el total de litros sobrepasó ligeramente los 85 millones, todo esto según datos de la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información.

A la par de la crisis sanitaria asociada al nuevo coronavirus, el gobierno de Cuba se ha visto incapacitado de comprar maíz o soja en el mercado internacional, lo que ha traído como consecuencia que se deteriore aún más la producción de alimentos en el país, al menos así lo ha asegurado el ministro de ese ramo en reiteradas ocasiones.

Entre enero y julio de este año, en Camagüey se murieron más 29 mil reses, lo que muestra los elevados índices de ineficiencia de esta rama en la provincia. Diversos factores, como la falta de abastecimiento de agua, han dado al traste con esas alarmantes cifras, detalló la prensa local hace poco más de un mes.

Ante la incapacidad de garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a un vaso de leche, el gobierno de Cuba limita la venta de este alimento a determinados  grupos de personas, priorizando a los niños, embarazadas, enfermos crónicos o personas mayores de edad.

No siempre se comercializa la leche fluida, sino en polvo, que no siempre es bien recibida por la población. Recientemente las autoridades de la isla tuvieron que dar explicaciones sobre una leche fortificada que se distribuye en la capital y que algunos alegaron que provocaba estreñimiento en quienes la consumían.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.