656491 Foto © MINREX / Captura de video

La diplomacia de Cuba: otra vez el chancleteo

Funcionarios del cuerpo diplomático cubano en Costa Rica insultaron en actitud violenta a un ciudadano cubano que demandaba el restablecimiento de la Constitución de 1940 en la isla.

Los hechos fueron filmados por el propio ciudadano que aborda a los diplomáticos a la salida de la Embajada de Cuba en Costa Rica, ubicada en la Calle 68, Urbanización Castro, en San José.

Las imágenes han sido compartidas en el grupo de Facebook Resistencia 24 De Febrero C-40.

En el video se aprecia como el ciudadano aborda a un grupo de funcionarios de la Embajada de Cuba y les dice que ha venido a reclamar sus derechos. Los diplomáticos empiezan a grabar ellos también al individuo.

“Yo vine a hablar con usted para reclamar mis derechos”, les dice el ciudadano cubano, dirigiéndose concretamente al embajador Amado Riol Pírez, quien se encuentra acompañado de otros tres funcionarios.

Uno de ellos, le contesta con una gesticulación agresiva mientras lo filma: “No, yo no tengo que hablar ni pinga contigo”. Ante semejante respuesta, el ciudadano cubano le contesta en tono burlón: “¡Ay, qué violento!”.

Justo en ese momento se observa al embajador Riol Pírez que, teléfono en mano, empieza a debatir con el cubano que reclama el restablecimiento de la Constitución republicana. Por supuesto, lo hace con ese refinamiento y profundidad de ideas típico del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de La Habana.

“¡Viva la Revolución! ¡Viva la Revolución!”, grita Amado Riol Pírez, como si delante de él tuviese a una horda imperialista ante la cual solo quedara inmolarse en la bandera, los “vivas” y las consignas aprendidas en largas horas de academia.

“¡Viva la democracia, viva la libertad!”, le contesta el cubano que reclama el retorno de una Constitución que está considerada como una de las más progresistas de su época. Una Constitución -por cierto- que Fidel Castro, en su alegato "La Historia me absolverá" declaró que restauraría, como uno de los principales objetivos de su movimiento revolucionario.

No sólo en su alegato; en el "Manifiesto de la Sierra Maestra", que firmó junto a Felipe Pazos y Raúl Chibás, también anunció su intención de restaurar dicha Constitución, si lograban derrocar la dictadura de Batista. Pero el Príncipe de Birán finalmente optó por erigirse en soberano de la isla.

“¡Viva la democracia, viva la libertad!”, repite el cubano constitucionalista. A lo que el Excelentísimo embajador Amado Riol Pírez contesta con otra perla de su arsenal: “¡Tú lo que eres un mercenario!... ¡Un mercenario!”. Con un discurso de tan altos vuelos no es de extrañar que pronto sea promovido.

No es la primera vez que el cuerpo diplomático cubano exhibe su facilidad de palabra y sus modales exquisitos. La escuela de la chabacanería y la vulgaridad ha dejado su estela en misiones diplomáticas y organismos internacionales, llegando a ser etiquetada como "diplochusmería". Como diría el florentino Giulio Andreotti: "manca finezza".

 

Archivado en:

Ivan Leon

Licenciado en periodismo. Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales E Integración Europea por la UAB.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985