Bebé Nick en el Texas Children's Hospital. Foto © Facebook / Patty Torres

Fallece bebé de 10 meses con muerte cerebral luego de traslado a su casa en Texas

El corazón del bebé Nick dejó de latir luego de ser trasladado a su casa por voluntad de los padres, quienes libraron una batalla legal contra el Texas Children's Hospital para que no lo desconectaran de un respirador artificial.

Joseph Varón, doctor del United Memorial Medical Center, confirmó la noticia sobre el deceso del menor a Univision. El especialista informó que Nick llegó a su casa y, poco tiempo después, su corazón dejó de latir.

El pequeño había permanecido conectado a un respirador artificial desde el 24 de septiembre, fecha en que sufrió un accidente en la bañadera de su casa. 

Pese a la declaración de muerte cerebral desde hace varias semanas, sus familiares y abogado alegaban que el bebé seguía vivo porque su corazón latía y corría sangre por sus venas. Por tal motivo, estuvieron presentando en tribunales del condado Harris apelaciones y mociones para darle más tiempo a Nick de que continuara conectado en el hospital.

El lunes 12 de octubre a las 5 pm venció el plazo otorgado por la corte de apelaciones para que el bebé fuera llevado a su hogar. La familia recibió una autorización por los servicios forenses del condado Harris para hacer el traslado.

La situación requería de hacer varios trámites y tener los equipos necesarios para atender al menor cuando estuviera en casa. Entre los riesgos señalados por el doctor Varón, estaba el traslado que implicaba un paciente como el bebé Nick, el cual debía estar conectado a un respirador artificial.

“La familia rodeó al bebé. Estaban rezando (...) Lo último que quieres ver es a tu niño pasar por esto”, dijo el médico al confirmar el fallecimiento del bebé. Sus padres, Mario y Ana Patricia Torres, se negaban a aceptar la declaración de muerte cerebral dada el 30 de septiembre, y esperaban un milagro que les devolviera a Nick.

El fin de semana pasado, el Servicio Médico Forense del condado Harris autorizó por medio de una carta al Texas Children's Hospital la entrega del niño a sus padres. En la tarde del martes, el bebé dejó el hospital y fue trasladado en una ambulancia con asistencia médica conectado a un respirador temporal hasta su hogar, donde fue conectado a otro respirador que ya lo esperaba. Poco después, su corazón se apagaría.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985