Colas en la tienda de materiales de construcción de Cojímar (La Habana). Foto © CiberCuba

Vecinos de Cojímar llevan entre 5 meses y un año en la cola de la tienda de materiales de construcción

Un centenar de vecinos de Cojímar (Habana del Este) llevan entre cinco meses y un año montando cola mañana, tarde y noche frente al Rastro, la tienda de materiales de la construcción de esta localidad. 

Los vigilantes son ciudadanos que o están reformando sus casas o las están levantando desde cero. Una persona que lleva meses en esta odisea asegura a CiberCuba que como oficialmente el Estado no permite hacer colas antes de las 5:00 am de la mañana, lo que hacen para burlar esta limitación es turnarse para vigilar si llegan cemento o cabillas porque la entrada de materiales no tiene fecha fija.

Para ello organizan guardias a partir del momento en que cierra la tienda, a las 5:00 pm. A partir de ese momento se turnan de 6:00 pm a 9:00 pm; de 9:00 pm a 12:00 am; de 12:00 am a 3:00 am; de 3:00 am a 5:00 am y a partir de ese momento pasan de nuevo la lista con nombre, apellidos y teléfono de los que llevan meses esperando. Los que tienen que dormir frente al Rastro se han llevado hasta colchones para los exteriores de la tienda.

Estos vecinos se han organizado en torno a una líder que no permite que los revendedores se metan en la cola. Ella ha ido a la sede del Partido Comunista y a la Policía a denunciar la supuesta corrupción que hay en la tienda y esta semana, en cuanto entró cemento la PNR organizó un operativo en torno al Rastro, le revisaron la mochila, le encontraron los listados de las personas de la cola y ha sido denunciada por colera. Ahora se enfrenta a un proceso penal.

La gente que necesita los materiales vive en esa cola, come en esa cola y si en algún momento tiene que ir a su casa, un miembro de su familia lo releva, comenta a CiberCuba una persona que lleva meses viviendo en esa situación.

Según su testimonio, la líder de "los grupos de apoyo" de vecinos en contra de los revendedores de materiales no es una colera. "Muchos hemos podido comprar materiales en pesos cubanos para nuestras casas gracias a ella, que además ha dejado espacio en la cola para personas con discapacidad y personas mayores".

No se explica, en cambio, por qué la Policía no ha tomado nota del vídeo que grabaron esta semana cuando llegó el cemento y la administradora del Rastro sólo repartió 30 tiques a la cola y a las 5:00 pm dijo que ya se habían acabado los materiales. A cada uno le vendieron 10 bolsas dobles de cemento 350.

Poco después del cierre de la tienda, los vecinos que montaban guardia afuera vieron cómo salían los revendedores cargados de cemento 350 y consiguieron grabarlos (es el vídeo que acompaña a esta información).

En el Rastro las dos bolsas de cemento 350 cuestan 200 pesos en moneda nacional y los revendedores los colocan en el mercado negro a 30 CUC cada uno. Lo mismo pasa con la tira de cabillas, que se compra a 81 pesos cubanos y se revende por 15 CUC.

"Es un mal trabajo de la Policía que se llevó a una mujer de la cola y no ha hecho nada contra los revendedores", añade.

"La muchacha que se llevaron tiene necesidad de montar su casa. Ella no es compra-venta. La tuvieron presa un día y la acusan de organizar colas. Eso no se puede hacer. Es injusto. Le pasó porque se echó a ver. Está el día entero combatiendo la corrupción. Ella se faja con los reventas cuando quieren meterse en la cola".

Sólo hasta mediados de septiembre pasado la Policía cubana había puesto más de 2 mil multas y había llevado a juicio a casi 5 mil personas en la capital, acusados de coleros.

En total, en el primer mes de actuación de los conocidos como grupos anticoleros han sido multadas por la Policía 2 mil 334 personas. Han tenido más suerte los 2 mil 604 ciudadanos que han sido advertidos; los 83 apercibidos y los 145 que han recibido un trato "profiláctico", además de otros motivos sin precisar (6). 

A los coleros, en otras zonas del país como Guantánamo les han caído sanciones de entre 200 y 3 mil pesos cubanos.

 

Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985