Katia Cruz Quero con sus tres hijos Foto © Facebook / Claudia Viondina

Servicios Sociales retira la custodia de sus tres hijos a madre cubana en Italia

Una madre cubana residente en Italia ha compartido por redes sociales un video en el que denuncia compungida la retirada de la custodia de su bebé recién nacido, por decisión del Tribunal de Menores de Regione Marche, según recoge el sitio de noticias Cubanet.

En el video se aprecia a la madre, Katia Cruz Quero, llorando muy afectada por la decisión de los servicios sociales italianos, los cuales le retiraron la custodia y se llevaron al pequeño Abraham, nacido el 31 de enero en el hospital de la ciudad italiana Civitanova Marche.

 

“Ay, Dios mío. Por favor, ayúdenme; me han quitado a mi bebé, me lo han quitado en el hospital con dos días de nacido, me han quitado a mi bebé. Y se han llevado a mi niño chiquitito, el que estaba en la comunidad, (el) de un año, también se lo han robado”, clama desesperada esta madre que se ha visto envuelta en una tragedia en su condición de recién parida.

El momento en que los servicios sociales se llevan al recién nacido fue transmitido en una directa por su madre, quien previamente se había puesto en contacto con la periodista de Cubanet, Marinellys Tremamunno, quien informa que el caso de Cruz Quero ha sido asumido por el Estudio Legal Internacional del abogado Antonino Lo Verde de Milán, ampliamente conocido por la comunidad latinoamericana en Italia como el “abogado del pueblo”.

El pequeño Abraham fue trasladado a una “comunidad educativa”, con personas desconocidas  y sin consideración a su derecho a ser amamantado, tal y como refleja la periodista Tremamunno en su artículo, en el que se muestra muy crítica con los servicios sociales italianos.

Según la periodista, “la justicia para menores de Italia es famosa por la crueldad de sus procedimientos, en los que el Estado se atribuye el poder de decidir la suspensión de la patria potestad de los padres y la sustracción de los menores del núcleo familiar si el niño es considerado por un juez en ‘estado de abandono’”.

En su opinión, algunos casos de maltrato o abandono justifican esta actuación extrema de los servicios sociales, pero en otros se ha comprobado que las decisiones han sido equivocadas y perniciosas para el “interés superior del menor”.

“En Italia es muy famoso el caso conocido como “Angeli e demoni” (Ángeles y demonios), el cual destapó la red de corrupción detrás de los Servicios Sociales de la Regione Emilia Romagna, que alejaba injustamente a menores de sus familias de origen mediante procedimientos de custodia ilícitos”, explica la periodista que ha seguido el caso de esta madre cubana.

Este mismo sistema, según Tremamunno, es el que “arrebató a Katia tres hijos varones en menos de cuatro años”. Una serie de desdichadas circunstancias personales hicieron que los servicios sociales italianos considerasen que esta madre cubana ponía en riesgo el bienestar de sus hijos, motivo por el cual decidieron actuar de esa manera.

“Desde que se llevaron a Giuseppe (el mayor), el padre me echó del hogar conyugal y me quedé prácticamente en la calle, sin dinero, sin techo, sin trabajo y con un mínimo de conocimientos del idioma italiano. Busqué trabajo en todas partes, pero las demandas económicas de los abogados para recuperar a mi bebé eran cada vez más costosas y después de probar decenas de trabajos que no me alcanzaban para pagar ni siquiera el alquiler, inicié a trabajar en un nightclub”, dijo Cruz Quero a Cubanet.

Según ella, la retirada de la patria potestad sobre su primer hijo, Giuseppe, fue consecuencia de la venganza planificada del padre, a quien ella abandonó después de años de presunto maltrato. El padre del menor la acusó de maltrato hacia su hijo una vez que Cruz Quero volvió de Cuba a Italia con el pequeño, con la intención de rehacer su matrimonio.

“Hoy Giuseppe tiene ocho años y ni siquiera vive con su padre, pues quedó bajo la tutela de los Servicios Sociales. Vive en una ‘comunidad’ por decisión del Tribunal de Menores de Milán, que no permitió a Katia volver a verlo”, describe la periodista.

El otro hijo de Cruz Quero, David Moisés, permanecía en el Instituto “Figlie dell’Addolorata”, un hogar de protección para menores en el que vivía con su madre por decisión del Tribunal de Menores de Ancona después de que una situación de violencia física en la cual la madre presuntamente fue víctima, terminase activando por segunda vez el sistema italiano de protección para menores.

El drama de esta cubana ha tenido su epílogo con esta última decisión de los tribunales italianos. El 2 de enero funcionarios de los servicios sociales irrumpieron en la habitación de Katia para llevarse a su pequeño recién nacido. Iban con una ordenanza de emergencia emitida por el alcalde del municipio de Sarnano.

Según el documento, se intervenía de manera urgente “para poner en seguridad” al bebé, de acuerdo al artículo 403 del Código Civil Italiano, que permite este tipo de acciones cuando se considera al menor “abandonado moral o materialmente”, cuando es víctima de “negligencia, inmoralidad o ignorancia”, o es “criado en locales insalubres o peligrosos”.

Luego de cuatro días internada contra su voluntad en el hospital, Katia finalmente pudo salir en libertad gracias a la acción del abogado que la representa. Decidida a iniciar la batalla legal por sus hijos, aprovechó la plataforma de CubaNet para pedir ayuda:

“Yo necesito del Gobierno cubano, yo necesito de ustedes, por favor. Como cubanos que somos, ayúdenme, apóyenme; pido justicia. Yo quiero vivir en mi país, quiero vivir en Cuba con mis hijos. No quiero vivir aquí donde te roban a los niños, te los quitan. Por favor, yo no he hecho nada a mis bebés; me los han robado, el Gobierno italiano me ha robado a mis bebés. Por favor ayúdenme, por favor”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba