Triste cumpleaños de la prensa anticubana sufragada por la casta verde oliva

Díaz-Canel, que sigue escondido en Twitter y no hace declaraciones ni a la prensa adicta, anda manipulando a José Martí periodista, en franco alarde de ignorancia y falta de escrúpulos.

Vendedor de periódicos en Cuba Foto © CiberCuba

La prensa anticubana, que paga la casta verde oliva y enguayaberada, constituye una afrenta a la nación y espejo de su crisis de identidad, valores e ideas, aunque tenga el consuelo de compartir quebranto y duelo con otros colectivos profesionales, que carecen de libertad de expresión para asumir sus responsabilidades; pese a estar instruidos y saber la verdad que no pueden contar.

La mayoría de los periodistas cubanos son buenos profesionales amordazados por el poder, comparten las vicisitudes de la población empobrecida por el comunismo y la incoherencia de que, siendo capaces, tienen que fingir a diario, y encima, publicar su ridículo cotidiano, dibujando una Cuba que solo existe en las cabezas del Buró Político y GAESA.

Los periodistas no son excepción en la Cuba del tardocastrismo, que tiene médicos muy buenos sin medicamentos, maestros y profesores de acreditada capacidad pedagógica, pero que contribuyen diariamente al lavado de cerebros infantiles, juristas expertos que juegan con la cadena, pero nunca con la oficina de Machado Ventura, implacable en sus veredictos...

El presidente Díaz-Canel, que sigue escondido en Twitter y no hace declaraciones ni a la prensa adicta, anda manipulando a José Martí periodista, en franco alarde de ignorancia y falta de escrúpulos, como parte de otro acto baldío porque si el Apóstol viviera, escribiría en 14 y Medio, Tremenda nota, Diario de Cuba, ADN Cuba, CubaNet, Cubanos por el Mundo, El Estornudo, YucaByte, Rialta, Periodismo de Barrio, Cuba en Miami, Periódico Cubano, Inventario, El Toque y CiberCuba, entre otros medios alternativos, en vez de en Granma, Cubadebate y otros panfletos totalitarios del bando de quienes odian y destruyen.

La opaca oficina de prensa del mandatario debía facilitarle textos sencillos de José Martí para persuadirlo de que en determinados asuntos, la prudencia y el tacto nunca están de más, como este pasaje martiano en el periódico Patria: "El periódico es una espada y su empuñadura la razón. Solo deben esgrimirla los buenos, y no ha de ser para el exterminio de los hombres, sino para el triunfo necesario sobre los que se oponen a su libertad y progreso".

El grupo minoritario de periodistas que vende su dignidad profesional a cambio de migajas temporales no representa a la mayoría de los periodistas cubanos, que siguen sin entender la injusta desaparición pública del periodista Boris Fuentes porque evidenció -sin querer- el ridículo presidencial con el limón y la limonada. ¿Qué culpa tiene la prensa de que el presidente cubano carezca de formación humanística y cualificación política y cultural?

La caída en desgracia de Fuentes es la penúltima prueba de la ausencia de libertad en Cuba, donde ni siquiera los periodistas confiables están a salvo de la ira totalitaria de los subordinados de Raúl Castro Ruz, que cerró la revista Pensamiento crítico, ordenó la parametración de intelectuales, artistas y homosexuales, desde Verde Olivo, y aniquiló los centros de estudios de América, África, Asia y Oceanía, adscritos al Comité Central del partido comunista, durante la limpieza ideológica ante la perestroika.

Cumpleaños triste para la prensa anticubana al servicio del comunismo de compadres, plagada de buenos profesionales y personas, que siguen sin entender qué pinta Martí en un ejercicio maniqueo -otro más- de cobardes dirigentes anticubanos, limosneando un arreglo con Estados Unidos porque desconfían y desprecian a la mayoría de los cubanos, incluidos sus buenos periodistas, porque saben que son gente noble y capaz de generar espacios de libertad, riqueza y justicia.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba