¿Qué se sabe del joven Ahmad al Aliwi Alissa, el presunto autor de la masacre de Colorado?

"El chico solía ser acosado mucho en la escuela secundaria, era como un niño extrovertido, pero después de ir a la escuela secundaria y ser acosado mucho, comenzó a volverse antisocial".

Ahmad Alissa, sospechoso del asesinato de 10 personas en Colorado-Lugar de los hechos Foto © Boulder Police Department.

La policía identificó a Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años, como el sospechoso del tiroteo masivo en una tienda de comestibles King Soopers en Boulder, Colorado, el pasado lunes.

Aunque Alissa resultó herido en el tiroteo, se encuentra en condición estable y ha sido acusado de 10 cargos de asesinato, informó la jefa de policía, Maris Herold.

Se espera que sea dado de alta del hospital y encarcelado este mismo martes, añadieron las autoridades.

Los investigadores aún no han identificado el motivo que pudo haber impulsado al sospechoso a cometer los crímenes. Los documentos judiciales dicen que Alissa, residente de Arvada, una ciudad a 30 minutos al sur de Boulder, había comprado un rifle seis días antes de los hechos, informó The Associated Press.

La declaración jurada de la cuñada de Alissa (esposa de su hermano mayor) revela que esta lo había visto en la casa de la familia unos días antes jugando con un arma que ella describió como una "ametralladora". Por su parte, el propio hermano del sospechoso comentó a The Daily Beast que Alissa tenía antecedentes de paranoia.

"El chico solía ser acosado mucho en la escuela secundaria, era como un niño extrovertido, pero después de ir a la escuela secundaria y ser acosado mucho, comenzó a volverse antisocial", dijo el hermano de Alissa a The Daily Beast.

No se ha esclarecido si Alissa padece una enfermedad mental y las autoridades no lo han revelado. No obstante, los especialistas en Salud Mental han manifestado ante eventos como estos que las enfermedades mentales no son un indicador de violencia; las personas con estos padecimientos tienen más probabilidades de ser víctimas de violencia que de perpetrarla.

The Daily Beast dijo que Alissa había compartido fotos suyas junto al equipo de lucha de la escuela secundaria en las redes sociales. Un ex compañero del equipo de lucha libre del sospechoso, identificado solo como Conrad, manifestó al medio sentirse sorprendido por la noticia, pero describió que Alissa era irasible.

"Una cosa que puedo decirles es que no se tomó muy bien perder", dijo el joven. "Recuerdo eso en la lucha libre. Se tiraba el casco, no hablaba con los entrenadores cuando perdía. Si no recuerdo mal, incluso maldijo a uno de los entrenadores una vez".

Dayton Marvel, otro excompañero de equipo, indicó que “era un poco aterrador estar cerca de Alissa” y relató un incidente en 2018 en el que atravesó un arrebato y amenazó con matar gente durante un partido dentro del equipo.

Marvel dijo que su compañero estaba atormentado y paranoico con la idea recurrente de ser perseguido a causa de su religión. Alissa es musulmán.

"Hablaba de que era musulmán y de que si alguien intentaba algo, lo denunciaba por delito de odio", dijo Marvel. “Era un trato un poco loco. Solo sé que era un chico genial hasta que algo lo enfureció, y luego, lo que sea que lo enfureciera, se fue al límite, demasiado lejos ".

Según un reporte de CNN, la familia Alissa emigró a Estados Unidos desde Siria en 2002.

El Denver Post descubrió registros judiciales de 2017 que detallan un incidente en el que Alissa, entonces de 18 años, atacó a un compañero de clase en su escuela secundaria. Según el informe, golpeó a su compañero en la cabeza sin previo aviso, y después de que el niño cayó al suelo, Alissa continuó atacándolo. El compañero de clase sufrió cortes y contusiones en la cabeza, según una declaración jurada del caso.

El sospechoso de los hechos de Colorado, hacia aquel años, fue acusado de agresión en tercer grado y sentenciado a dos meses de libertad condicional y 48 horas de servicio comunitario.

Las víctimas del tiroteo han sido identificadas como Denny Stong, de 20 años; Neven Stanisic, 23; Rikki Olds, de 25 años; Tralona Bartkowiak, 49 años; Suzanne de Fuente, 59; Teri Leiker, 51 años; Eric Talley, 51, oficial de policía; Kevin Mahoney, 61 años; Lynn Murray, 62; y Jody Waters, de 65 años.

"El asesino, su nombre vivirá en la infamia", dijo el fiscal de distrito Michael Dougherty. "Hoy recordemos a las víctimas".

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.