Principal oleoducto de EE.UU. estará casi una semana sin operar a plena capacidad tras ciberataque

“La duración de la interrupción se está acercando a niveles críticos y si continúa así, podría haber un aumento en los precios de la gasolina y el diésel en la costa este”, dijo Debnil Chowdhury, director ejecutivo de la firma IHS Markit

Oleoducto Colonial Pipeline Foto © Youtube/screenshot-NBC

El oleoducto más grande de EE.UU., Colonia Pipeline, reciente víctima un ciberataque de ransomware, no podrá reanudar sus operaciones de forma plena hasta el próximo fin de semana, según informó la empresa.

La empresa privada dijo el lunes que está trabajando para reiniciar los trabajos en fases con "el objetivo de restaurar sustancialmente el servicio operativo” hacia el fin de semana.

El ataque a Colonial Pipeline, que proporciona casi la mitad del combustible consumido a lo largo de la costa este de Estados Unidos, es uno de los más importantes que se hayan registrado en su tipo. Todavía no se ha determinado el impacto de la pérdida de producción y el aumento de los precios del combustible, dijeron analista consultados por la agencia Reuters.

El FBI atribuyó el ciberataque a DarkSide, un grupo cuya sede se cree que está en Rusia o Europa del Este. Su ransomware apunta a computadoras que no usan teclados en los idiomas de las exrepúblicas soviéticas, dijeron expertos cibernéticos.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que hasta el momento no hay evidencia de que el gobierno ruso estuviera involucrado.

"Hasta ahora nuestra gente de inteligencia no tiene evidencia de que Rusia esté involucrada, aunque hay evidencia de que los actores están en Rusia", dijo Biden.

Un comunicado emitido a nombre del grupo el lunes sostuvo: "Nuestro objetivo es ganar dinero y no crear problemas para la sociedad". Su declaración no mencionó a Colonial Pipeline por su nombre.

El ransomware es un tipo de malware diseñado para bloquear computadoras encriptando datos y exigiendo pagos para recuperar el acceso. Se desconoce cuánto dinero están buscando los piratas informáticos y Colonial no ha comentado si pagará.

“La duración de la interrupción se está acercando a niveles críticos y si continúa así, podría haber un aumento en los precios de la gasolina y el diésel en la costa este”, dijo Debnil Chowdhury, director ejecutivo de la firma IHS Markit.

La última vez que hubo una interrupción semejante fue en 2016, cuando los precios de la gasolina subieron de 15 a 20 centavos por galón, agregó el analista.

Interrupción de oleoducto lleva a refinerías a reservar buques para almacenamiento

Las refinerías reservaron al menos cinco buques petroleros para almacenar gasolina en la costa estadounidense del Golfo de México tras el ciberataque, de acuerdo a fuentes y datos de transporte marítimo.

El ataque ha obligado a las refinerías de la costa del Golfo de México a reducir sus operaciones por falta de espacio de almacenamiento y Carolina del Norte suspendió las restricciones al transporte de combustible para combatir la escasez de gasolina.

Los petroleros, contratados por Marathon Petroleum, Valero Energy, Phillips 66 y PBF Energy, tienen capacidad para unas 350.000 toneladas de combustible. Dos de ellos estaban reservados hasta por un mes y tres eran reservas tentativas que podrían ser canceladas, según los datos y fuentes de la industria de brokers marítimos.

Colonial cerró el viernes su red de oleoductos de 8.850 kilómetros, que transporta combustibles como gasolina, diésel y combustible para aviones, para proteger sus sistemas, aunque ha vuelto a poner en marcha algunas líneas más pequeñas.

A raíz del corte, los operadores también reservaron varios buques cisterna para enviar gasolina y diésel desde Europa a la costa este estadounidense.

La francesa Total y las empresas comerciales Vitol y Trafigura reservaron cada una 90.000 toneladas de buques cisterna para transportar diésel por la ruta transatlántica, según datos de transporte marítimo, una vía relativamente infrecuente, ya que Europa consume más diésel del que produce.

Varias refinerías de la costa del Golfo de México, que dependen de Colonial para sus envíos, han reducido su producción.

Total y Motiva Enterprises recortaron su producción en sus refinerías en Port Arthur, Texas y Citgo Petroleum la disminuyó en su planta en Lake Charles, Luisiana, dijeron el martes fuentes a Reuters.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba