Disidentes de las FARC confirman muerte del líder guerrillero Jesús Santrich en Venezuela

La justicia norteamericana reclamaba al jefe guerrillero por narcotráfico y asociación para delinquir.

Santrich durante los diálogos de paz en La Habana Foto © Prensa Latina

Disidentes de las ya extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) confirmaron la muerte en territorio venezolano del líder disidente Seuxis Hernández Solarte, alias Jesús Santrich, en una emboscada por supuestas tropas colombianas.

Poco antes, el Gobierno colombiano había dicho que sus servicios de inteligencia tenían indicios de que Santrich, de 53 años, había muerto en un intercambio de disparos, pero que trataría de verificarlo.

El ministro de Defensa colombiano, Diego Molano, dijo, sin dar detalles del supuesto enfrentamiento ni del lugar donde pudo haber ocurrido, que de confirmarse la muerte de Santrich, que incumplió sus compromisos con el acuerdo de paz firmado entre el Gobierno colombiano y las FARC, "se comprueba que en Venezuela se refugian narcocriminales".

Desde hace al menos un año circulaban versiones de que prófugo de la justicia estaba refugiado en Venezuela, bajo el amparo de Nicolás Maduro.

La página web encargada de distribuir información de la facción disidente Segunda Marquetalia, liderada precisamente por el mismo Santrich y por Luciano Marín Arango, alias Iván Marquez, ha asegurado que la muerte del líder disidente se habría producido en la parte de venezolana de la Serranía del Perijá en el marco de un ataque de presuntas tropas colombianas.

También se especula sobre la posibilidad de que fuera localizado por mercenarios que estarían detrás de la millonaria recompensa que se ofrecía por el líder guerrillero.

Hace apenas unos días, el Tribunal Supremo de Justicia de Colombia dio luz verde a la extradición de Santrich a Estados Unidos, donde era reclamado por su supuesta participación en varios delitos relacionados con el narcotráfico entre junio de 2017 y abril de 2018.

Santrich, con cuya presencia en Venezuela siempre se ha especulado, formó parte de los acuerdos de paz de La Habana de 2016, llegando incluso a ser senador del partido Comunes, anteriormente bautizado como Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

El 9 de abril de 2018, Santrich fue detenido en Bogotá bajo una orden de arresto internacional emitida por el Departamento de Justicia de Estados Unidos para ser juzgado por estos supuesto delitos, no obstante, al estar en ese momento sujeto a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), Colombia negó su extradición.

Finalmente, el ahora líder de las disidencias perdió el amparo de la JEP al abandonar Colombia sin autorización un mes antes de que anunciara en agosto de 2019 que retomaba el camino de la lucha armada, debido a sus diferencias con el Gobierno.

Tanto Santrich como Márquez discrepaban del proceso de paz al que se había atenido el grueso de la comandancia de las FARC, encabezada por su líder, Rodrigo Londoño, alias Timochenko.

Según su ficha de la Interpol, el jefe guerrillero nació el 30 de julio de 1966 en Toluviejo, en el caribeño departamento de Sucre, y recibió el nombre de Seuxis Pausias Hernández Solarte, que se cambió por Jesús Santrich, un amigo muerto prematuramente, después de unirse a las FARC con 21 años.

Formado en Educación con especialidad en Ciencias Sociales, hizo un postgrado en Historia. Nacido en una familia de maestros, comenzó su militancia muy joven: primero en la Juventud Comunista (JUCO) y más tarde en la Unión Patriótica (UP), según explicó en varias ocasiones. Ya en las FARC se vinculó al Frente 19, que operaba en la Sierra Nevada de Santa Marta, frente al mar Caribe

En los diálogos de paz celebrados en La Habana formó parte del equipo negociador de las FARC y se caracterizó por representar a la línea más dura e intransigente de la guerrilla.

Parcialmente ciego por un problema degenerativo, Santrich siempre aparecía usando gafas negras y una kufiyya (pañuelo palestino) sobre sus hombros.

Preguntado en una ocasión por si las FARC estaban dispuestas a pedir perdón a sus víctimas, respondió en tono burlón con la letra de la canción "Quizás, quizás, quizás".

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba