Informe implica a presentadores cubanos en desinformación en la radio de Miami

Agustín Acosta, Nelson Rubio y Lourdes de Kendall, son tres de los presentadores de origen cubano que se mencionan en el informe, junto a la congresista cubanoamericana (R) por Miami-Dade, María Elvira Salazar.

Los presentadores Agustín Acosta, Nelson Rubio y Lourdes de Kendall Foto © Actualidad Radio - Twitter - Univisión

Un informe de monitoreo de los medios en español en Florida detectó irregularidades en el desempeño profesional de presentadores cubanos en la radio de Miami, y mencionó que sus reportes contaban con el apoyo de figuras políticas locales como la congresista cubanoamericana María Elvira Salazar.

El informe, publicado este miércoles bajo el título “Desinformación en Miami después de la insurrección del Capitolio”, compila algunas de las teorías de la conspiración que circularon a través de las ondas de las emisoras en español de Miami del 6 al 13 de enero, a partir del análisis de la programación de Actualidad Radio (1040 AM) y Radio Mambí (710 AM).

“Miles de muertos y no ciudadanos votaron en las elecciones presidenciales de 2020. Se emitieron más votos que el número de votantes registrados. Black Lives Matter (BLM) y Antifa se infiltraron en el asalto mortal del Capitolio de EEUU”, son algunas de las teorías de la conspiración que desinformaron a la audiencia en el período previo y posterior al motín del 6 de enero, según el Nuevo Herald.

Agustín Acosta, Nelson Rubio y Lourdes de Kendall, son tres de los presentadores de origen cubano que se mencionan en el informe, junto a la congresista Salazar. En el caso de Acosta, se señala que compartió una serie de declaraciones falsas sobre las elecciones desde su puesto de copresentador en el programa vespertino de Actualidad Radio.

“Miles de muertos votaron, miles de presos en las cárceles votaron, miles de personas que no eran ciudadanos de los Estados Unidos votaron... Creo que en uno de esos estados, Nevada o Arizona, 42,000 personas votaron más de una vez”, expresó Acosta desde los micrófonos de Actualidad Radio, la estación de radio AM más popular de Miami.

Desde su posición de presentador de la emisora, Acosta también declaró que la creciente ventaja de Biden en el conteo de boletas enviadas por correo era un “caso sospechoso” y dijo que los observadores electorales fueron retirados de las salas de conteo, una afirmación sin conexión a la realidad.

En el caso de Radio Mambí, el informe de monitoreo de medios indica que los reportes que denunciaban fraude electoral eran rutinarios en la emisora, a pesar de los avisos de las autoridades estadounidenses de que eran las elecciones más seguras de la historia.

Invitada al programa diario de Ninoska Pérez en esta emisora, la congresista Salazar, amplificó un rumor falso sobre la integridad del voto en Pensilvania. “¿Cómo es posible que en Pensilvania hay 200 mil votos más el día de la elección que lo que estaban en los padrones electorales? Eso no es posible”, dijo.

A pesar de haberse hecho eco de una teoría “conspiranoica”, repetidamente desacreditada y basada en datos incompletos, la oficina de Salazar no respondió al Herald para conocer su opinión sobre los hechos investigados por el estudio de medios.

Elaborado con la participación de las organizaciones Florida Rising y Miami Freedom Project, así como las consultoras ProsperoLatino y Latina Comunica, el informe persigue el objetivo de comprender mejor cómo se difunde la información errónea en la radio en español, considerada un componente clave del ecosistema de desinformación que influye sobre muchos hispanos en el sur de la Florida.

“Para nosotros, no se trata solo de monitorear porque sí. Se trata de capturar y documentar lo que se está diciendo para hacer sonar la alarma, pero también para responsabilizar a estos medios”, dijo Andrea Mercado, codirectora ejecutiva de Florida Rising, una organización sin fines de lucro que trabaja para aumentar el poder político de los grupos minoritarios en Florida.

“Lo que yo estoy viendo no tiene absolutamente ni el más mínimo viso de insurrección... Ni siquiera hay un disturbio”, dijo Acosta horas después del asalto al Capitolio, incluso después del desalojo de los congresistas que allí se encontraban para ratificar el resultado de las elecciones.

Asimismo, durante los días posteriores al asalto, varios presentadores mencionaron que Black Lives Matter y Antifa estaban detrás del asedio al Capitolio, a pesar de la proliferación de banderas y simpatizantes pro-Trump y de la simbología de QAnon.

Por su parte, Nelson Rubio, presentador de Radio Mambí, también se sumó al grupo de comunicadores que ventilaron falsos rumores sobre la identidad de los agitadores. “En las redes sociales hay mucha información… han estado saliendo videos, fotografías, cosas que apuntan a que pudieran ser elementos realmente de BLM, igualmente Antifa que participaron... Pareciera fríamente calculado”, expresó.

De los presentadores contactados por el Herald, solo Acosta contestó a las preguntas sobre el informe de monitoreo de medios. Amparado en una historia publicada en el Washington Post del 16 de enero, Acosta hizo un llamado a respetar sus 43 años de experiencia en la radio de Miami, ya que las conclusiones del informe podrían dañar su reputación, de manera “grande, irreparable y peligrosa”.

La “verificación básica de los hechos” contribuiría en gran medida a que la información difundida por la radio sea más confiable, aseguró José Parra, fundador de la consultora ProsperoLatino. Frases como las pronunciadas por D’Kendall en un debate radiado ("yo no creo que hace falta una investigación muy seria para saber que hubo infiltración”), no contribuyen a informar de manera veraz.

“Estamos hablando de un universo paralelo completamente diferente donde arriba es abajo y abajo es arriba ... Si los presentadores tuvieran que verificar los hechos antes de decir algo al aire, eso sería una gran victoria”, añadió. Por su parte, el informe recoge que en muchas ocasiones la información errónea provenía de los oyentes que llamaban a la emisora, pero los presentadores no se tomaban el trabajo de corregirles.

“Se trata de decir la verdad. Déjame aclarar esto. Todo el mundo tiene derecho a emitir su opinión. No queremos cambiar los puntos de vista que hay en la radio. Lo que queremos es una realidad basada en hechos”, dijo Parra.

“No se trata de restar información de las ondas de radio. Se trata de agregar más. Cuando verificas los hechos y proporcionas contexto a los comentarios o declaraciones que se hacen, es ahí donde está brindando un servicio a la comunidad”, concluyó. En ese sentido, el informe de monitoreo de los medios en español concluye con una lista de recomendaciones para frenar la difusión de información errónea.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba