Mario Diaz-Balart responsabiliza a la dictadura cubana de las muertes de opositores

En menos de una semana fallecieron dos miembros de la organización disidente Unión Patriótica de Cuba, tras acelerado deterioro de su salud.

El congresista republicano Mario Díaz-Balart Foto © Twitter/@MarioDB

El congresista Mario Díaz-Balart responsabilizó a la dictadura cubana de las recientes muertes de los opositores Pablo Moya y Cristian Pérez, miembros de la organización disidente Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

“Consternado por el fallecimiento de los opositores Pablo Moya y Cristian Pérez, miembros de @Unpacuoficial a manos de la dictadura asesina”, dijo este domingo en su cuenta de Twitter el miembro de la Cámara de Representantes por el 25.° distrito congresional de Florida.

“Exijo la libertad de todos los presos políticos incluyendo @jdanielferrer, y responsabilizo a la dictadura en #Cuba por estas muertes”, añadió en su mensaje el también el integrante del partido Republicano de EE. UU.

Cristian Pérez Carmenate, coordinador de UNPACU y promotor de Cuba Decide, falleció el domingo 22 de agosto en el hospital provincial de Las Tunas como consecuencia de un cáncer.

Pérez Carmenate, de 48 años, cumplió en Cuba condena por su posición política y en los últimos meses, ya enfermo de cáncer en los huesos, tuvo que emprender una lucha junto a su madre y miembros de su organización para recibir atención médica.

No fueron pocos los escollos que encontró, incluidas constantes negativas en las instituciones de salud de la isla, para ser atendido como paciente oncológico.

Tras su fallecimiento, sus compañeros de la UNPACU dijeron en redes sociales que se trataba de otro crimen perpetrado por la dictadura, que lo sometió a torturas y brutales golpizas en la prisión, así como a “injusticias, arbitrariedades, amenazas, negación de asistencia médica, y crueldades de todo tipo”.

El opositor Pablo Moya, también  miembro de UNPACU y promotor de Cuba Decide, falleció este jueves 26 de agosto a la edad de 65 años,  poco después que el gobierno le concediera una licencia extrapenal por su delicado estado de salud.

Moya permaneció ante de su deceso algunos días hospitalizado en Santiago de Cuba. Padecía de hipertensión arterial, arritmia cardíaca y atrofia muscular en una de sus manos debido a posible trastorno neurológico.

Durante el último mes, Moya permaneció en huelga de hambre con el fin de solicitar atención médica, mientras su hijo se encontraba detenido por participar en las protestas del 11J.

Sus compañeros de la UNPACU y otros opositores dentro y fuera de la isla igual culparon a las autoridades cubanas por la muerte del opositor, quien en los últimos días tuvo un acelerado deterioro en su salud física.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba