Gobernador de Florida demanda al gobierno de Biden por su política migratoria "ilegal y destructiva"

DeSantis, una figura destacada en la oposición a las políticas de la administración Biden, pidió que se reinstauren las restrictivas políticas migratorias impuestas durante el pasado gobierno.

El gobernador Ron DeSantis Foto © Facebook / FL Governature

Florida interpuso este martes una demanda en contra del gobierno del presidente Joe Biden asegurando que su política de inmigración es "ilegal" y "destructiva", mientras que su gobernador, el republicano Ron DeSantis, firmó este miércoles una orden prohibiendo a las agencias estatales colaborar en la reubicación de los inmigrantes indocumentados.

“Al firmar la Orden Ejecutiva de Crisis Fronteriza de Biden, estoy trabajando para responsabilizar a esta administración y al gobierno federal por negarse a hacer cumplir las leyes de inmigración de este país”, manifestó el gobernador DeSantis vía Twitter.

El gobernador, una figura destacada en la oposición a las políticas de la administración Biden, pidió que se reinstauren las restrictivas políticas migratorias impuestas durante el pasado gobierno, según Univisión.

La encargada de interponer la demanda ante una corte federal en Pensacola, norte de Florida -la fiscal general Ashley Moody-, afirmó que la política federal de inmigración le costará al estado millones de dólares y afectará a Florida.

“Si bien algunos de los migrantes que llegan tienen solicitudes de asilo legítimas, muchos no. Algunos son miembros de pandillas y narcotraficantes que aprovechan la crisis en la frontera, como lo demuestra la impresionante cantidad de fentanilo incautado en la frontera este año”, plantea la demanda.

En una conferencia de prensa conjunta, el gobernador DeSantis y la fiscal Moody criticaron duramente a Biden en materia de inmigración y elogiaron las políticas del expresidente Donald Trump. “El presidente Biden está ayudando a los cárteles criminales”, afirmó Moody.

"Queremos que sean reinstauradas las políticas predecesoras", pidió DeSantis refiriéndose a las medidas restrictivas adoptadas por la administración Trump en materia migratoria. En contraste, el gobernador calificó las políticas de la actual administración como "destructivas políticas migratorias" y "de fronteras abiertas".

En ese sentido, DeSantis emitió una orden ejecutiva que autoriza al Departamento de Policía de Florida y a la Patrulla de Caminos estatal “detener cualquier aeronave, autobús o cualquier otro vehículo dentro del estado de Florida que se crea que transporta extranjeros ilegales a Florida desde la frontera suroeste”, si lo permiten las leyes estatales y federales.

La medida es similar a la adoptada a finales de agosto por el gobernador de Texas, Greg Abbott. Según los cálculos del gobernador de Florida, desde que Biden asumió la Presidencia en enero pasado la Patrulla Fronteriza "ha liberado a casi un cuarto de millón de inmigrantes ilegales" en el país.

“Ha perdido por completo la cabeza y solo quiere distraer a la gente de a pie de los problemas de la vida real”, declaró la representante estatal demócrata Anna Eskamani. “Tenemos una crisis con el precio de la vivienda, tenemos que preocuparnos por el cambio climático, tenemos gente que no puede encontrar un empleo bien remunerado. Hay tantos problemas a nuestro alrededor y esto es lo que él elige”.

Por su parte, DeSantis también ordenó a las agencias estatales recopilar información sobre la identidad de cualquier inmigrante que llegue a Florida de manera ilegal desde la frontera con México y dio instrucciones de no destinar ayudas para ellos, a menos que lo exija la ley.

Preguntada sobre la demanda y la orden de DeSantis, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, respondió que no había visto la querella.

“Cualquier republicano o cualquier miembro que quiera tener una conversación constructiva sobre soluciones para abordar lo que todos coincidimos que no es un enfoque operativo o moral sostenible a largo plazo de la inmigración, estamos encantados de tener esa conversación”, señaló Psaki.

DeSantis, quien es considerado un posible candidato a la presidencia para 2024, ha estado arremetiendo contra Biden en el tema de la inmigración durante meses. Envió policías de Florida a Texas para ayudar a frenar los cruces ilegales en la frontera, y posteriormente, él y Moody visitaron la frontera y realizaron una conferencia de prensa para hablar sobre el tema.

Mientras, sus rivales demócratas señalan que el gobernador utiliza el tema migratorio para sumar puntos políticos entre su base conservadora en lugar de enfocarse en otras cuestiones que afectan al estado.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba