Hamlet Lavastida sobre su detención en Cuba: El MININT tenía langostas y camarones para brindarme

“Me daba vergüenza porque tú vas por la calle mirando, tanto cuando me llevaron al centro de aislamiento como cuando iba hacia Guanabo, ves a la gente en la calle en las colas rapiñando la poca comida que hay en ese país”, dijo el artista, quien estuvo detenido cerca de tres meses en Villa Marista.

Hamlet Lavastida y cola para comprar comida en La Habana. Foto © El Estornudo / CiberCuba

El artista cubano Hamlet Lavastida, quien estuvo 87 días detenido en Villa Marista, el cuartel general de la Seguridad del Estado en La Habana, evocó su estancia en ese lugar y en una casa en Guanabo donde también estuvo recluido.

Particularmente sobre esta último lugar de detención, donde permaneció antes de ser desterrado junto a su pareja, la poeta Katherine Bisquet, dijo que le bajaron la cabeza alrededor de tres cuadras durante el traslado en automóvil allí para que no identificara del todo la ubicación.

Lavastida contó que, en esa vivienda, al parecer una propiedad del Ministerio del Interior, lo encerraron en una habitación con aire acondicionado, con las ventanas clausuradas, y le dieron de comer alimentos de calidad, como langostas y camarones.

“Me daba vergüenza porque tú vas por la calle mirando, tanto cuando me llevaron al centro de aislamiento como cuando iba hacia Guanabo, ves a la gente en la calle en las colas rapiñando la poca comida que hay en ese país”, dijo en una entrevista al medio independiente El Estornudo.   

“Te das cuenta de que en Cuba hay riqueza, pero no la tienen los cubanos. La tienen los miembros del Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas (FAR). Tienen gasolina, tres y cuatro líneas de celulares, automóviles que pueden ir a cualquier velocidad sin que la policía los detenga”, comentó.  

“Te das cuenta de la arbitrariedad del poder en Cuba. No es nada nuevo, pero tú la ves. Está en el elemento militar. Para mí es una de las mayores desgracias que ha sufrido esa Isla desde la Colonia de España”, señaló.

De igual modo, aseguró que en “Cuba no hay pobreza, la pobreza la hay para el pueblo”. “Ellos no son pobres, por eso se sienten tan bien armados y estructurados en sus ideas, porque no solamente tienen las armas, sino los recursos, los departamentos, los salarios que probablemente tripliquen los de los médicos”, agregó.

Lavastida igualmente revivió sus días en el centro de Villa Marista, donde, según refirió, lo amenazaron con 20 años de prisión por el supuesto delito de “incitación a la rebelión” tras obtener audios de un chat privado en que el artista se expresaba radicalmente sobre las autoridades cubanas.

Describió que ahí estaba encerrado con otras tres personas en un espacio excesivamente reducido en el que solo podía desplazarse unos seis pasos en diagonal. “La comida no era mala, pero era muy escasa”, dijo sobre la alimentación.

Asimismo, refirió que en dicho centro los detenidos perdían la noción del tiempo, porque no tenían cómo enterarse de la hora del día, aunque por las mañanas escuchaban los partes del Ministerio de Salud Pública acerca del coronavirus, sin siquiera poder verlos en televisión.

Según detalló, las paredes y puertas parecían tapiadas con madera, como una manera de insonorizar el local. Las presiones psicológicas eran tales que algunos de los detenidos pedían que los enviaran a prisión.

Durante su detención fue interrogado en múltiples ocasiones y se le insinuó que podía estar involucrado en actos de connotaciones terroristas, después de que propusiera marcar billetes bancarios con logotipos del Movimiento San Isidro y el 27N en un chat.

También contrajo el coronavirus, por lo cual estuvo cinco días en un centro de aislamiento en el reparto Bahía, del municipio Habana del Este, después regresó a Villa Marista para ser aislado nuevamente.

Lavastida y Bisquet, llegaron el domingo a Varsovia, Polonia, procedentes de La Habana y tras una breve escala en Madrid, a raíz de un destierro forzoso ordenado por las autoridades cubanas. “La policía política nos impuso el exilio de ambos como única opción para la excarcelación de Hamlet”, explicó Bisquet en redes sociales.

Egresado del Instituto Superior de Arte (ISA) y con una importante obra reconocida por instituciones de todo el mundo, Lavastida viajó a Cuba el pasado 20 de junio, luego de finalizar una residencia en la galería de arte Künstlerhaus Bethanien de Berlín. Al cumplir el aislamiento obligatorio debido a la pandemia, fue detenido por agentes de la policía política.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba