Gobierno cubano reconoce ineficiencias en el sector de la construcción

En 2020 se incumplió en la construcción de viviendas y de hormigón prefabricado, en la producción de arena, bloques, muebles sanitarios, azulejos, tejas y tanques de asbesto cemento; y en la elaboración de cemento y clínker (producto granulado obtenido por calcinación de caliza y arcilla) para la exportación.

Construccióne n Cuba Foto © Granma / Ismael Rodríguez

El Gobierno cubano reconoció las ineficiencias en el sector de la Construcción tras la publicación de un informe que detalla los incumplimientos en la fabricación de viviendas, la producción de insumos y materiales y la exportación.

Santiago Eduardo Lage Choy, presidente de la Comisión de Industria, Construcción y Energía de la Asamblea Nacional del Poder Popular, presentó el informe que se realizó tras un control fiscal al MICONS durante 2020 y en el que se reflejan las quejas de la población, principalmente por la demora de los trámites burocráticos.

Problemas de vivienda en Cuba / Foto: Granma

En 2020 se incumplió el plan de construcción de viviendas y de hormigón prefabricado, la producción de arena, bloques, muebles sanitarios, azulejos, tejas y tanques de asbesto cemento; y la elaboración de cemento y clínker (producto granulado obtenido por calcinación de caliza y arcilla) para la exportación.

El aprovechamiento de la capacidad disponible para la producción de cemento solo alcanzó el 59 y 43 % en los años 2019 y 2020, respectivamente, según datos oficiales presentados ante la ANPP y que divulgó el periódico oficialista Granma.

"No se emplea la capacidad constructiva disponible y, aunque en los últimos años ha estado limitada por la baja disponibilidad de los recursos del balance central, se aprecian dificultades en el cumplimiento del cronograma del proceso inversionista, en la calidad y eficiencia del mismo y en el aprovechamiento de la jornada laboral, entre otras dificultades", destacó el informe.

Desde 1990 hasta 2018 el Estado cubano construyó solo 401,777 domicilios, lo que benefició a poco más de un millón de personas en todo el país, cifra insuficiente si se tiene en cuenta que al cierre del último año existía un déficit habitacional de 862,879 casas.

Otro dato que reveló el Gobierno cubano es que de  las más de 29 mil madres con tres o más hijos menores de 17 años que necesitan acciones constructivas en sus viviendas, se beneficiaron solo 5,841.

Debido a que la reparación de domicilios no se realiza como es debido en muchos de los casos, este es uno de los principales problemas que presenta la infraestructura habitacional de Cuba, según reconoció el funcionario cubano.

La población se queja de morosidad en el Programa de la vivienda y de la carencia de recursos materiales, la existencia de subsidios acumulados de años anteriores y recursos financieros inmovilizados en los bancos por este motivo.

En tal sentido se exigió al Ministerio de la Construcción que actuara debidamente para que se ejecuten los subsidios, aun cuando la tarea les corresponde a las direcciones municipales y provinciales de la Vivienda.

Hasta mayo de 2021 en Cuba se habían terminado solo 99,252 viviendas, de las cuales más de 46 mil fueron por esfuerzo propio, sin embargo, el problema permanece en las casas afectadas por fenómenos naturales, los derrumbes totales, células básicas habitables sin concluir, pisos de tierra y solares, que suman en su conjunto 203,901.

Aunque las cifras oficiales de 2021 son inferiores a las del año anterior, son muchas las personas que no viven en buenas condiciones o esperan por una gestión del gobierno para reformar su domicilio.

El problema de la vivienda en Cuba es complejo y con la crisis del coronavirus se agudizó ante la falta de recursos económicos y condiciones para enfrentar la demanda.

A pesar de que el artículo 71 de la Constitución cubana reconoce el derecho que tienen todas las personas a una vivienda adecuada y un hábitat seguro y saludable y que el Estado refiere aplicar políticas para lograrlo, lo cierto es que no demuestra efectividad en sus decisiones.

A finales de septiembre se conoció que Empresa Productora Local de Materiales de la Construcción (PLOMAC) de Villa Clara tiene problemas para comercializar los ladrillos y rasillas que produce debido a la mala calidad que presentan, a pesar de la elevada demanda que tienen en el mercado.

Uno de los casos más recientes sobre una madre cubana que no tiene dónde vivir es el de Kirenia Sánchez, natural de Morón, Ciego de Ávila, quien vive con sus hijos en un viejo almacén abandonado de Cienfuegos, a la espera desde 2019 de una respuesta institucional que solucione su demanda

“No estoy pidiendo nada fuera de lo normal, sino que me ayuden, como han ayudado a otras mujeres con menos hijos”, dijo Sánchez a través de un video que se divulgó en internet.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba