Vecino de La Habana denuncia salidero de aguas albañales desde hace más de dos meses

Ante las continuas denuncias, se pregunta ¿Es necesario que se sigan enfermando personas por esta razón? ¿Por qué dejamos que todo llegue a situaciones extremas?

Pedro Luis García para CiberCuba
Denuncias por salideros en La Habana Foto © Pedro Luis García para CiberCuba

Un cubano residente en Plaza de la Revolución, La Habana, se quejó de que desde los primeros días de noviembre sufre un salidero de aguas albañales un su cuadra.

Según su testimonio, recogido en la sección "Acuse de Recibo" del periódico oficialista Juventud Rebelde, ha denunciado la situación ante las entidades pertinentes pero no ha recibido respuesta.

“De más está decir que hemos pedido, reclamado, solicitado a todas las entidades correspondientes, la situación en la que nos encontramos; sin que, ni por casualidad, hayan venido ni siquiera a valorar el problema”, señaló el hombre llamado Iván Nápoles, cuyo edificio se encuentra en Ermita 234, entre San Pedro y Auditor.

En su misiva Nápoles se pregunta en qué otros trabajos podrían estar ocupados los responsables de solucionar este problema, que afecta a otros vecinos cercanos.

“Vemos que por los alrededores también hay salideros de aguas albañales que afectan a toda la comunidad. Por ejemplo, hay la misma situación en esta misma calle San Pedro, en el punto de Etecsa que está a solo tres cuadras y media”, agregó.

Las historias y denuncias de afectaciones por salideros, averías y otros problemas relacionados con los servicios de agua y alcantarillado en Cuba son recurrentes.

En enero de este año, María de Los Ángeles denunció en redes sociales un desbordamiento de aguas negras en la calle 12 del reparto El Vedado, cerca del círculo social José Antonio Echeverría, en el municipio habanero de Plaza de la Revolución. 

"Estoy agobiada de que en el centro del El Vedado de siempre tengamos que vivir y caminar sobre las heces fecales y las aguas negras", dijo en un post en su perfil de Facebook.

En agosto del año pasado, el espirituano Osvaldo Morfi Galán se quejó de que las aguas albañales se mezclarban con la potable de su domicilio por rotura en la acometida desde hacía más de un año.

Hace más de dos años, Emilia Rodríguez, residente en El Cerro, escribió a la misma sección de Juventud Rebelde, tras haber recurrido a diferentes instituciones del Estado para quejase de que el patio de su casa estaba lleno de heces fecales.

En su caso, había acudido al Policlínico Plaza, la Dirección Provincial de Salud y la Dirección Municipal de Vivienda.

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba