Detenidos piratas informáticos cubanos por supuesto fraude digital

Los autores, que fueron detenidos a finales de diciembre, llegaron a suplantar las identidades de titulares de 351 cuentas bancarias.

El Radar
Recreación de un pirata informático Foto © El Radar

Tres piratas informáticos cubanos, sin identificar, permanecen detenidos en La Habana por supuestos fraudes en plataformas de pago por montos superiores a 1.2 millones de pesos (CUP) y 7,000 dólares estadounidenses, según una información aparecida en la prensa oficial.

Los autores, que fueron detenidos a finales de diciembre, llegaron a suplantar las identidades de titulares de 351 cuentas bancarias, mediante el uso de ingeniería social, capturas de tráfico o técnica de Phishing; aunque contaron con la facilidad propiciada por varias de las víctimas que usaban contraseñas débiles como números correlativos o sus fechas de nacimiento, de acuerdo con el reporte del diario Granma.

 La nota del periódico estatal no informa cifras totales de la estafa online ni ofrece detalles personales de los implicados.

Aunque Granma no señala los supuestos delitos, los implicados.se apoderaron de las credenciales de acceso al correo de las víctimas, reconocieron los hechos y, desde sus teléfonos móviles, vulneraron los accesos a las cuentas de 351 clientes de banca digital, que provocaron denuncias en 11 provincias cubanas, tras detectar extracciones de dinero.

Desde uno uno de los teléfonos móviles incautados, se realizaron 131 fraudes a 68 cubanos clientes de banca digital, entre mayo y octubre, con montos sustraídos superior 1,200,000. CUP y más de 7,000 dólares.

Los detenidos lograban acceder a los datos personales de las víctimas en registros y bases de datos en internet, cotejándolos con los de plataformas digitales y, si resultaba positiva la posesión de una cuenta, realizaban intentos aleatorios para acertar a las contraseñas de pago, muchas de ellas demasiado débiles, con numeraciones corridas como 123456 o fechas de nacimiento de los titulares.

En otro caso similar anterior, en Holguín, el implicado y su esposa simulaban interés en adquirir divisas y, mediante mecanismos de ingeniería social, solicitaban fotos de las tarjetas de presuntos clientes y el reporte de las últimas operaciones, y con esos datos procedían a la sustracción del efectivo disponible en las cuentas de las víctimas.

Los piratas informáticos usaron también el método de promocionar la venta de dólares y euros, a precios inferiores al mercado informal, a través de la creación de perfiles en redes sociales con fotos y datos de víctimas defraudadas con anterioridad, constituyendo este procedimiento una especie de gancho o ardid para atraer a potenciales víctimas.

Al ser contactados por los interesados en adquirir divisas, los supuestos delincuentes se identificaban como personas confiables, con múltiples clientes, ocupados, interesados en resolver los problemas con total seguridad y con un comportamiento estrictamente apegado a la legalidad.

Los contactos se concretaron vía telefónica o por redes sociales, nunca cara a cara, al igual que la forma de pago, siempre por transferencias bancarias.

Para tratar de generar un ambiente de confianza fueron los primeros en entregar sus supuestos documentos personales y de pago (tarjetas magnéticas), que, por lo general, se corresponden con los de víctimas anteriores, o que fueron obtenidas por vías ilegales. Para elevar el nivel de confianza, incluso transfieren parte del dinero acordado.

Durante 2021, Cuba sufrió un incremento de las denuncias por fraudes contra clientes de la banca digital, con predominio de los citados modos de operar, según Granma, que lamentó la escasa cultura de seguridad informática entre los ciudadanos, pese a que el gobierno apuesta por el comercio digital y recomienda a los usuarios extremar la seguridad en sus operaciones.

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba