Anamely Ramos protesta frente a embajada de Cuba en Washington contra el destierro

"La respuesta del Estado Cubano no es un favor que me harían, es su trabajo, por el que le pagan y la razón de que estén ahí en ese puesto. Si no van atender a todos los cubanos, entonces simplemente no deberían estar ahí. Están, básicamente, ocupando un lugar y un poder ilegítimo", escribió Ramos González en su perfil de Facebook.

Facebook / Anamely Ramos GonzálezFacebook / Anamely Ramos González
Anamely Ramos González, activista y curadora de arte Foto © Facebook / Anamely Ramos González

La activista cubana y curadora de arte Anamely Ramos González protestó este martes frente a la embajada de la isla en Washington por sufrir el destierro que impuso arbitrariamente el régimen y ser víctima de una violación de sus derechos humanos.

"La respuesta del Estado Cubano no es un favor que me harían, es su trabajo, por el que le pagan y la razón de que estén ahí en ese puesto. Si no van atender a todos los cubanos, entonces simplemente no deberían estar ahí. Están, básicamente, ocupando un lugar y un poder ilegítimo", escribió Ramos González en su perfil de Facebook.

Desde bien temprano en la mañana la activista se presentó en la sede diplomática, tras enviar correos y mensajes, con el fin de obtener una respuesta sobre los motivos que tiene la dictadura para desterrarla, con la complicidad de American Airlines que no la dejó abordar un avión con destino a Cuba, a pesar de no contar con un visado de permanencia en Estados Unidos más allá de abril próximo.

Mientras estuvo en el lugar, acompañada de otros cubanos, Ramos González resaltó que nunca vio a un funcionario cubano entrar o salir del edificio, aún cuando un señor encargado de la limpieza le aseguró que después de las nueve de la mañana podrían atenderla.

"Cuba está gobernada por un poder ilegítimo también por lo que no debería extrañarnos, lo que no quiere decir que debemos olvidarlo o dejar de decirlo y de mostrar una y otra vez sus desmanes y tomar acciones frente a cada abuso", destacó la curadora de arte.

Ramos González aseguró que en la sede diplomática cubana en Washington no atendieron ni a los encargados de la paquetería, lo que provocó malestar en estos empleados que llegaron hasta allí y debieron regresar sin completar su labor.

"Al parecer es un procedimiento habitual: cuando hay alguien incómodo afuera ellos paran todo, dejan de funcionar, se vuelven una especie de embajada fantasma", denunció.

La actitud de los diplomáticos cubanos en Estados Unidos, según opinó Anamely Ramos González,  invisibiliza el chantaje que mantiene el régimen comunista contra sus ciudadanos exiliados.

"Ese edificio que parece decente está invisibilizando un desastre de más de sesenta años, a los presos que se cuentan por cientos y que a nadie importan", apuntó.

En declaraciones al medio independiente ADN Cuba, Ramos González señaló a la dictadura como culpable principal de su destierro, pero acusó a la compañía norteamericana American Airline de ser cómplice de una violación de los derechos humanos y plegarse a los intereses políticos de La Habana.

"No estoy en Cuba porque no me dejan ir, así que lo haré desde aquí [exigir la libertad de los presos políticos] y trataré de hacerlo de la mejor manera", sentenció.

Ramos González llamó a todos los cubanos que lo deseen a sumarse a la protesta, porque es un asunto que compete a todos los que viven en el exilio y pueden convertirse en víctimas del destierro forzoso e ilegal que impone el régimen a aquellos ciudadanos que denuncian o condenan a la dictadura cubana.

"Creo que todos los cubanos tenemos un problema y cada cual debe hacer lo que entienda. Lo único que pido es que una aerolínea estadounidense no se pliegue a Cuba y que esa no sea la condición para volar. Que los negocios no tengan como condición la violación de los derechos humanos", aseguró.

En dos ocasiones consecutivas Anamely Ramos González se vio impedida de viajar con American Airlines y conoció por parte de la compañía aérea que la decisión se adoptó luego que La Habana emitiera un documento en el que queda claro que de ingresar a territorio nacional sería devuelta.

Sin embargo, la activista cubana sostiene que esto viola todos los derechos internacionales porque se le impide regresar a su propio país y, además, el gobierno no puede retornarla a Estados Unidos porque ella no tiene visado allí después de abril ni residencia en otro país.

Luego de conocerse esto la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC, por sus siglas en inglés) incorporó en su base de datos al coronel Mario Méndez Mayedo, jefe de la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería (DIIE) del MININT, y al teniente coronel Néstor Morera Payrol, jefe de esa Dirección en el aeropuerto José Martí de La Habana por impedir la entrada de la joven activista. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba