Prohíben entrada a Cuba a cubana que viajó para estar con su madre enferma

“Sandra había solicitado un permiso humanitario para ver a su madre Consuelo Pérez, quien desde hace dos años atrás ha estado muy enferma, incluso grave sin poder conseguir los medicamentos necesarios para su recuperación”, alega su hermano.

Facebook / Sandra Guerra Pérez
Sandra Guerra Pérez, cubana impedida de entrar a Cuba. Foto © Facebook / Sandra Guerra Pérez

La cubana Sandra Guerra Pérez, residente en Estados Unidos, denunció este jueves que las autoridades de Cuba le negaron la entrada a la isla después de haberle otorgado una visa humanitaria para visitar a su madre enferma.

“Agentes del régimen Castro-Canel de La Habana alegaron que no era bienvenida a su patria, que es la misma mía, haciendo de inmediato gestiones para regresarme en el mismo vuelo que llegue procedente de Fort Lauderdale, Florida, EE.UU.”, dijo quien también fuera fotorreportera del medio independiente Hablemos Press y Dama de Blanco.

Adjunto a su denuncia, la cubana residente en Georgia desde hace poco menos de una década muestra fotos de su equipaje en el aeropuerto de salida, dos boletos de avión y permisos de viaje expedidos por la misión diplomática de Cuba en Washington.

“Entre las fotos hay un documento emitido y firmado por el agente consular Nora Alberteris Monterrey [del] consulado cubano en Washington D.C., mostrando yo este documento que fue elaborado y vendido para mi utilidad con un costo de 600.00 dólares”, precisó. 

Se trata de un visado con carácter excepcional que se otorga a ciudadanos cubanos que tienen prohibida la entrada la entrada a la isla -generalmente por cuestiones de índole política-, a partir de casos que califican como humanitarios cuando un familiar de primera línea enferma gravemente o fallece en Cuba.

“Agentes del régimen castrista alegan que dicho documento no tiene ninguna validez. Mi pregunta: ¿Cuál es el valor de la firma de un agente consular y los símbolos patrios de la Isla?”, cuestiona.

CiberCuba intentó comunicarse con la activista para conocer más de su situación familiar, pero hasta el momento de publicar esta nota, no había recibido respuesta.

El también periodista de Hablemos Press y hermano de la activista, Roberto Jesús Guerra, se sumo a la denuncia de Sandra y abundo sobre el estado de salud de la madre de ambos.

“Sandra había solicitado un permiso humanitario para ver a su madre Consuelo Pérez, quien desde hace dos años atrás ha estado muy enferma, incluso grave sin poder conseguir los medicamentos necesarios para su recuperación”, alega.

“Hace un mes, a mi madre le amputaron unas de sus piernas dos veces.  Su mayor deseo ayer era ver a su hija Sandra. El régimen comunista de La Habana ha violado una vez más sus propias leyes, incluso no reconoce las credenciales de sus propios diplomáticos que autorizaron a Sandra ingresar al país”, agrega el periodista.

CiberCuba contactó a una doctora cubana impedida de entrar a su país por ochos años en represalia a su abandonó de misión de salud en Venezuela y que ha visitado la isla con visa humanitaria.

La sanitaria confirmó que los documentos con los que ella fue admitida en Cuba, son del mismo modelo y características de los que muestra Sandra en su publicación. “Ese es el permiso de viaje. Con eso es que ella entra y puede salir”, dijo.

Sin embargo, las autoridades de migración en el aeropuerto de la Habana no reconocieron la validez del permiso humanitario, única posibilidad para los cientos de cubanos con prohibición de entrada al país de reencontrarse con sus familiares en situación vulnerable.

Sandra, quien contaba con su cámara la realidad de las personas más vulnerables en la isla, sufrió arrestos, golpizas, secuestros y acoso por parte de la seguridad de Estado durante sus años en el periodismo y en el activismo en Cuba.

A raíz de la muerte de la fundadora del Movimiento Damas de Blanco, Laura Pollán, Sandra fue secuestrada violentamente a la vista de todos para impedir que asistiera a los funerales de Pollán, de acuerdo al sitio Mambí en acción.

“Los esbirros que se identificaron por Enrique y Rolando, me interrogaron por varias horas. Enrique me levantó una causa que dijo ser asociación para delinquir. Se burlaron de mí, me profirieron insultos. Me amenazaron que si no abandonaba el país me condenarían a 25 años de cárcel”, denunció entonces.

Con demasiada frecuencia, el régimen de La Habana amenaza a sus ciudadanos con procesarlos judicialmente para que abandonen el país y, una vez fuera, los priva del derecho a regresar.

El caso más reciente es el de la historiadora de arte y activista cubana Anamely Ramos a la que ni siquiera le fue posible abordar su vuelo a La Habana con American Airlines por prohibición expresa de las autoridades cubanas hace apenas unas semanas.

Otra cubana, Karla Pérez, al igual que Anamely residente legalmente en la isla, quedó varada en Panamá el año pasado, tras hacer escala desde Costa Rica porque el régimen de Cuba no le permitió tomar el avión a Cuba.

El 21 de abril, en el marco de la reunión sobre temas migratorios con Estados Unidos celebrada en Washington y en respuesta a una campaña de activistas cubanos por el derecho a regresar, el director general de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior (DACCRE) de la Cancillería Ernesto Soberón, dijo que su gobierno tiene "el compromiso" de garantizar "el derecho a regresar de sus ciudadanos".

Sin embargo, los cientos de profesionales de la salud, activistas, opositores y periodistas prohibidos de pisar suelo cubano por decisión arbitraria del régimen desmienten las declaraciones de la cúpula en el poder.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba