Gobernador Ron DeSantis denuncia local de drag queens en Miami por “indecencia”

El local de la barriada de Wynwood permite la entrada de niños a sus espectáculos de drag queens, lo que el gobernador considera moralmente repudiable, mientras algunos padres alegan que es su decisión llevar o no a sus hijos al lugar.

Facebook / R House
Artistas drag de R House Foto © Facebook / R House

El gobernador de Florida Ron DeSantis presentó una denuncia contra un local de drag queens en Miami que permite la asistencia de menores a sus espectáculos de transformismo, lo cual le resulta una “indecencia”.

La denuncia contra R House, famoso centro de espectáculos en el barrio de Wynwood, al noreste de la ciudad de Miami, fue presentada el pasado martes por el Departamento de Regulación Comercial y Profesional de Florida, después de una visita de inspección.

El gobierno estatal investigará al restaurante de Wynwood, después de que videos en redes sociales mostraran a niños durante un espectáculo de drag queens, durante uno de sus brunchs.

“Hubo un video que salió de Dallas, donde estos niños pequeños ponían dinero en la ropa interior de los drag queens. Tener niños involucrados en esto está mal y no es consistente con nuestra ley y política en el estado de Florida”, comentó DeSantis en declaraciones recogidas por Univisión.

El local podría, según considera el gobernador, perder su licencia de venta de licores, debido a que durante los fines de semana presenta shows que son sexualmente explícitos y, en opinión de DeSantis, no deben realizarse en presencia de menores de edad.

Los propietarios de R House emitieron un comunicado en el que aclaran que trabajan junto a las autoridades locales para alcanzar una solución.

“Tenemos la esperanza de que el gobernador DeSantis, un defensor de la industria hotelera y las pequeñas empresas de Florida, vea esto como lo que es, un malentendido, y que el asunto se resuelva de manera positiva y rápida”, subraya un comunicado de los propietarios del local.

DeSantis dijo que está apuntando a R House para proteger a los niños, pero algunos padres como la abogada Nicole Álvarez, que ven los espectáculos de drag queens como una forma creativa de expresión artística, alegan que no es su decisión.

“Si elijo llevar a mi hija a un espectáculo de drags, no entiendo que el negocio sea el que se penalice por mi elección. Quiero decir, realmente no veo la correlación”, argumentó Álvarez, en declaraciones recogidas por el canal  Local 10.

Otros han apuntado al doble rasero de DeSantis, quien, durante la pandemia, defendió el derecho de los padres, diciendo que debería depender de ellos si sus hijos deben acatar o no las medidas de salud pública.

En marzo, a pesar de las críticas y debates en torno a la ley conocida como “Donʼt Say Gay” (“No digas gay”), DeSantis promulgó la iniciativa que prohíbe en las escuelas de su Estado educar sobre sexualidad e identidad de género hasta el tercer grado.

“Continuaremos reconociendo que, en el Estado de Florida, los padres tienen un rol fundamental en la educación, la salud y el bienestar de sus hijos. No nos moveremos de ahí. No me importa qué digan los medios de comunicación, no me importa qué diga Hollywood, no me importa qué digan las grandes corporaciones. Aquí me posiciono, no voy a retroceder”, aseguró DeSantis en ese entonces; mientras que a su alrededor un grupo de personas sostenía carteles de “Protege a los niños, apoye a los padres”.

El nombre oficial de la normativa es “Derechos de los Padres en la Educación”, pero sus detractores la interpretan como una violación de los derechos de la comunidad LGBTIQ y las familias no tradicionales; de ahí que haya sido nombrada por sus críticos como “No digas gay”.

Desde julio, cuando el proyecto de ley entró en vigor en Florida, los padres pueden demandar a los distritos escolares cuando consideren que violan lo establecido e, incluso recibir una indemnización por daños y perjuicios.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba