Siete años de cárcel para "Pharma Bro", el estafador de los fármacos

Martin Shkreli es el hombre más odiado de América.


Este artículo es de hace 3 años

Martin Shkreli, conocido en Wall Street como “Pharma Bro”, ha sido sentenciado a siete años de cárcel por estafar a inversores y utilizar los fondos de una de las compañías biotecnológicas que fundó.

Este personaje, odiado por los ciudadanos norteamericanos, saltó a la fama cuando no dudó en elevar irracionalmente el precio del medicamento antiparasitario Daraprim, del que poseía la patente, de 13.5 a 750 dólares la píldora. De ahí salieron los apodos de "el hombre más odiado en América" y Pharma Bro.

Shkreli, que fue citado varias veces ante jueces, en el Senado incluso, jamás mostró arrepentimiento por la medida que afectó a cientos de familias en los Estados Unidos, que no podían asumir el precio del medicamento.

El empresario comenzó a ser tan odiado dentro de EE.UU. que los enemigos que se buscó no dudaron en revisarle hasta el último de los números en sus registros contables y pronto cayó el peso de la justicia sobre él.

Ya en agosto, un jurado popular consideró a Shkreli culpable de tres cargos penales "por desviar el dinero de una de sus compañías para así pagar a los inversores de dos fondos especulativos que acabaron yéndose a pique".

Era tanto el resentimiento acumulado contra Pharma Bro, que la justicia, de los 20 años que enfrentaba como pena máxima, le pidió 15.

La jueza que dirigió su caso, dijo que Shkreli sabía lo que hacía y que deliberadamente "creó informes que ofrecieron información falsa sobre el valor de las inversiones que le confiaban".

“Solicitaba inversiones basadas en mentiras”, que ni siquiera tenían que ver con el precio de los tratamientos, por lo que recomendó que "el caso" fuera analizado por el propio Congreso de los Estados Unidos, donde ya, le tenían en la mirilla.

Luego de ir a prisión, Shkrelli perdió el derecho a su libertad condicional cuando ofreció 5.000 dólares a quien le consiguiera un mechón de pelo de Hillary Clinton. La jueza Matsumoto consideró su oferta como una amenaza personal creíble y ordenó que jamás saliera de la prisión hasta que no cumpliera la totalidad de su condena.

Ahora le han sumado otros siete años.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba