Embajada de Estados Unidos en La Habana Foto © CiberCuba

El Gobierno cubano acusa de "oportunismo" a quienes hablan de "ataque" acústico

Este artículo es de hace 2 años

Cuba calificó este jueves de "oportunismo" y "manipulación política" el empleo de la palabra "ataques" por parte del Gobierno norteamericano para aludir a los misteriosos incidentes de salud que han afectado en La Habana a 26 diplomáticos de EE.UU., según cifra actualizada hoy mismo.

Carlos Fernández de Cossío (director de EE.UU. de la Cancillería) escribió en Twitter: "Miente quien usa el término 'ataque' para referirse a los síntomas reportados por diplomáticos de EE.UU. Lo hace conscientemente, con una agenda política bien definida y una carga de oportunismo".

El diplomático cubano ha calificado de "manipulación" las dolencias reportadas y cree, además, que el presunto interés por el estado de salud y seguridad de sus diplomáticos se ha venido utilizando por parte de Estados Unidos en clave de "oportunismo político".

Este mismo jueves, el Gobierno norteamericano dio noticia de la confirmación de un nuevo caso y explicó que ascienden ya a 26 los diplomáticos que han sufrido problemas de salud en La Habana.

También en junio, el pasado día 21, las autoridades de Estados Unidos informaron de otro caso que se sumaba a los 24 ya diagnosticados, que habrían resultado afectados entre 2016 y 2017.

En un arranque de victimismo —habitual en la retórica del Gobierno cubano— Fernández de Cossío mencionó la presunta existencia de "un largo historial" relacionado con lo que llamó "agresiones por vías abiertas y encubiertas" de Estados Unidos para lograr sus propósitos.

Como viene sucediendo desde hace varias décadas, Fernández de Cossío recurrió al discurso del país "persistentemente agredido" por Estados Unidos, y aseguró que la Isla seguirá rechazando imputaciones "falsas" del Departamento de Estado. El diplomático ha insistido también en el compromiso del Gobierno cubano para esclarecer lo ocurrido.

Los presuntos ataques habrían tenido lugar entre noviembre de 2016 y agosto de 2017, y el Gobierno de Estados Unidos no ha podido determinar "quién o qué" perjudicó a su personal.

El hecho tensó las ya delicadas relaciones entre Estados Unidos y Cuba, con el resultado de que en septiembre de 2017 el Gobierno norteamericano evacuó de La Habana a la mayor parte de sus trabajadores y emitió una alerta de viaje para sus ciudadanos.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.