Denuncian que creciente negativa de Chile a peticiones de refugio de cubanos infringe la "ley"

Según denuncian, el procedimiento que se está aplicando para "denegar" las solicitudes infringe las leyes del Estado chileno, y por ese motivo algunos solicitantes de asilo, entre ellos cubanos, han comenzado a querellarse legalmente.

Departamento de Extranjería y Migración
Departamento de Extranjería y Migración de Chile Foto © Departamento de Extranjería y Migración

Este artículo es de hace 3 años

El Departamento de Extranjería y Migración de Chile (DEM) continúa rechazando un elevado número de peticiones de asilo, entre ellas las de varios cubanos, y según declaraciones de algunos afectados lo está haciendo con un subterfugio que sería ilegal: un funcionario realiza una breve entrevista informal, y decide, sobre el “mérito” del caso, si este debe ser debidamente formalizado y evaluado, o no.

Según denuncian desde la Clínica Jurídica de la Universidad Diego Portales y desde el INDH (Instituto Nacional de Derechos Humanos), ese procedimiento contraviene la ley y los tratados internacionales ratificados por el Estado chileno, y por ese motivo algunos solicitantes de asilo, entre ellos algunos cubanos, han comenzado a asesorarse y querellarse por vías legales a través de la Clínica Migrantes y Refugiados, dependiente de la Clínica Jurídica de la Universidad Diego Portales.

 ¿Dónde está la ilegalidad en el procedimiento que se está siguiendo?

Según un reciente artículo publicado en The Clinic, a la persona le hacen una pequeña entrevista que no sería ante un "oficial de protección", es decir, funcionarios que disponen de elementos específicos para efectuar su labor, sino ante un administrativo, y después se les comunica a lo solicitantes -de una forma que califican de “bastante irregular”. si van a acceder o no “al procedimiento de determinación de condición de refugiado”.

Las crecientes quejas ha llevado a presentar recursos de protección en favor de personas afectadas por esa situación pues, según destacan, lo sucedido “vulnera principios como el de igualdad y no discriminación, por cuanto se establece un trato diferenciado entre aquellas personas que pueden acceder al procedimiento y aquellas que no, sin un fundamento para definir por qué”.

La Clínica de la UDP y el INDH coinciden en que los reportes de solicitantes de los últimos meses son los que denuncian el "rechazo por ventanilla".

Un ex funcionario del DEM afirma que eso obedece “a un lineamiento adoptado tras el cambio de gobierno, con el propósito de usar esa entrevista previa, que internamente denominan ‘orientación’, para hacer un colador, para que los casos ni siquiera pasen a análisis de Secretaría, o para que los solicitantes finalmente desistan en su intento'”.

Y añade: “Antes eso no ocurría. Si había una persona que, por ejemplo, llegaba a Chile y solicitaba refugio porque no encontraba trabajo, obviamente no entraba en las causales (y sería eventualmente rechazado). Pero que llegues, te entrevisten en una instancia inventada, y después te digan que no, es un gran problema”.

Pese a la supuesta intención que habría tras la negación de procedimientos, hay personas que están dispuestas a insistir y una de ellas ha sido Carmen (30 años), una cubana que llegó a Chile afirmando ser víctima de “hostigamiento político”.

“Mi familia, como mi abuelo paterno y mis padres, siempre fue opositora al régimen comunista. Desde que tengo uso de he vivido bajo ese tipo de doctrina. Nunca participé de instancias organizadas por el Partido (Comunista) ni por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, como sí lo hacían mis compañeros de escuela”, ha explicado.

Y añade: “en Cuba tú estás con el Gobierno o eres un excluido. Si no es así, te vigilan constantemente y te hacen seguimientos. Mi caso arrastraba un historial familiar: mi padre estuvo preso en varias ocasiones, nunca pudo trabajar legalmente porque le pedían avales del partido. A mí, por ejemplo, más de una vez me montaron en una patrulla después de agarrarme en la calle, sin haber hecho nada. Es que ya estaba identificada. Por eso llegó un momento en que ya no podía más. No podía salir a ninguna parte con mi pareja porque nos caían a golpes, y cuando me tomaban presa, los policías me tocaban”.

Carmen relata que decidió junto a su marido irse a Guyana y desde allí, pasando por varios países, siguieron a Chile porque "estaba suscrito a tratados de refugiados". El viaje por tierra incluyó el paso por Brasil, Bolivia y Perú, donde la policía les sellaba los pasaportes a cambio de dinero.

Precisa que cuando llegaron a la frontera de Perú con Chile, en Arica, les atendió una funcionaria de la PDI y les dijo que no podían solicitar refugio porque necesitaban una entrada legal, y los devolvió.

Luego decidieron entrar de forma irregular, por la playa. Días después, se presentaron en la PDI de Arica solicitando refugio, y esa vez les dijeron que sí, que podían ir para Santiago de Chile y acudir a Extranjería, que no iba a haber ningún problema.

A las oficinas del DEM acudió al menos cinco veces, pero nunca pudo llegar a la entrevista, ya que se presentaban problemas como que "no aparecía en el sistema y cosas así".

Finalmente un día los dejaron hacer la entrevista pero luego les dijeron: “No, su caso está denegado, pueden dirigirse a una oficina de derechos humanos o a una clínica jurídica”.

Fueron entonces y los ayudaron con un recurso de amparo para presentar en Extranjería, donde les dijeron que volvieran en 10 días. Cuando lo hicieron, aceptaron a su esposo y a ella se lo negaron, y le pusieron una orden de expulsión.

Carmen decidió entonces acudir a la Clínica de la UDP, donde la ayudaron a revertir la orden y postular nuevamente al procedimiento. Precisa que esa vez la atendieron "extremadamente mal", y le dijeron que no podían aceptar el proceso porque ya se lo habían denegado una vez.

Un administrativo le llegó a decir: “Lo que usted tiene que hacer es sacar un pasaje para irse a Cuba, nada más”. 

Sin embargo, pese a tantos problemas y sinsabores,tras cerca de diez intentos, Extranjería le comunicó a Carmen que su caso finalmente pasará a proceso de determinación, y que será estudiado en paralelo al de su esposo, mientras tanto le estarán dando visas temporales.

Los cubanos constituyen el séptimo país con mayor número de solicitudes para legalizarse en Chile durante el actual gobierno de Sebastián Piñera. Según cifras oficiales un total de 5.451 ciudadnos de la Isla se inscribieron en un proceso abierto impulsado en abril por el Gobierno para regularizar el estatus.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba