Edificios multifamiliares Foto © 5 de septiembre

Denuncias por humedad y filtraciones: los casos más frecuentes en tribunales de Cienfuegos

Este artículo es de hace 1 año

La convivencia siempre resulta difícil, y más si tienes que compartir con personas en algún sentido ajenas espacios comunes en una misma edificación. Tal es el caso en Cuba de los llamados edificios multifamiliares, que no son pocos los conflictos que genera entre vecinos. 

Tanto así, que los casos más populeres en los Tribunales Municipales Populares (TMP) son los relacionados con problemas de filtraciones en este tipo de edificaciones. A la larga, esas molestias del día a día terminan generando un caos entre quienes habitan el espacio. 

La humedad y las manchas en paredes y techos de los apartamentos, son quejas que "llueven" en los tribunales cubanos. Si bien es cierto que este tipo de afectaciones podría resoleverse de otra manera, al parecer en el país la solución es llevarlo ante un juez. 

Yaisery Brunet Romero, presidenta de la Sala de lo Civil, Administrativo y Laboral del Tribunal Provincial Popular (TPP), dijo para un reporte del periódico 5 de Septiembre que “el Tribunal no tiene aquí una práctica de mucho tiempo, pues todos los procesos se ventilaban en la Dirección Municipal de Vivienda (DMV), donde existe un departamento dedicado a estos temas; ya hoy está delimitado que su competencia radica en las áreas comunes”.

“Hoy las personas acuden a nuestra institución para esperar que esta determine la obligación del vecino, ya sea a eliminar la perturbación o a indemnizar por los daños provocados. Siempre debe acudir el titular de ambas partes, ya sea propietario o arrendatario, pues en él radica la obligación y responsabilidad con asuntos concernientes al inmueble”, añade Brunet Romero.

Por su parte, la jueza Tania Beatriz Valdés Vega explicó que “si fuese por filtraciones, no tuviese una relación con las áreas comunes, y se decide por la vía judicial, el titular de la vivienda contrata los servicios de un abogado para interponer una demanda”.

No obstante, Vega aclara que si el problema viene por el deterioro o la mala construcción del inmueble, "ya eso no constituye un conflicto de vecindad, no compete al tribunal resolverlo; tiene una tramitación, pero por mecanismos administrativos (como la DMV) y gubernamentales, donde ya entran a jugar su rol el delegado de la circunscripción, el presupuesto del Estado, etc.”.

El tema de los conflictos multifamiliares, como puede verse, parece ser algo serio en el país, y en este caso, en la provincia de Cienfuegos. 

Según Vega, "aun cuando la afectación no la cause el vecino, este puede contribuir a aliviarla, si lleva una conducta que no perturbe al otro más allá de lo generalmente permitido, digamos, por ejemplo, cuidar el buen estado de sus instalaciones sanitarias, o no baldear excesivamente".

Así, Romero añade, con motivo de esclarecer este tema entre los afectados: "En ocasiones la parte afectadora se niega, otras veces alega no contar con los recursos, pero esto último no es motivo para exonerar, lo trabajamos en la ejecución de la sentencia al establecer un término adecuado, o puede llegarse a un acuerdo”.

El citado medio aclara que también existen violaciones contravencionales que no requieren de una sentencia penal, sino del accionar del cuerpo de inspectores, las cuales están descritas en las regulaciones urbanísticas del territorio o en el Reglamento General de Edificios Multifamiliares, y están relacionadas con “provocar daños materiales a otras viviendas; maltratar las paredes, elevadores, muros, puertas, ventanas o la impermeabilización de la cubierta del edificio".

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985