Turistas cubanos comprando en la Zona Libre Colón Foto © Facebook / Zona Libre Colón

Expectativas en la zona franca de Panamá por la apertura comercial a cubanos

Este artículo es de hace 1 año

Las expectativas en la Zona Libre de Colón (ZLC) se han desatado después de que el pasado 30 de octubre el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, anunciara que se habían comenzado a otorgar tarjetas de turismo para compradores cubanos autorizados.

Una decisión que puede acelerar el proceso de recuperación de esta zona comercial, que lleva años en crisis.

Esta medida, que fue lanzada el pasado 22 de octubre, permitirá a los cubanos permanecer hasta 30 días en territorio panameño con el fin de hacer compras.

Varela ya indicó que el objetivo era "flexibilizar la política migratoria con Cuba" y evitar la saturación en los consulados, donde se acumulaban ciudadanos de la Isla que pretendían comprar y hacer turismo en el país panameño.

El dirigente argumentó que más "de 600.000 ciudadanos de Cuba son pequeños empresarios" que pueden optar a la tarjeta y hacer turismo de compras.

Sin embargo el decano de la Facultad de Economía de la estatal Universidad de Panamá (UP), Adolfo Quintero, explicó que las ventas crecerán pero implicaran un crecimiento exponencial. "El aumento de las ventas no creo que sea grande", vaticinó a EFE.

En este sentido aclaró que la medida, más que apuntalar las cifras de reexportación, pretende "tratar de colaborar con los países que están mas o menos aislados en materia comercial".

"Hay locales en apertura que dicen 'compren para mandar a Cuba'"

Para el el economista Adolfo Quintero, la decisión del gobierno de Varela busca fomentar que los residente cubanos vayan a la "Zona Libre de Colón".

"Si usted va ahora a la Zona Libre verá que hay muchos locales vacíos que se alquilan, y los que están en apertura dicen 'compren para mandar a Cuba'", indicó.

A su juicio, los principales beneficiados de la medida serán "los cubanos que reciben divisas de sus familiares en Estados Unidos", los cuales podrán "venir a Panamá a comprar sus productos y mandarlos vía marítima" a la mayor de las Antillas para ingresarlos "pagando sus impuestos".

"La ventaja para Cuba es que va recibir impuestos por las compras cuando entren a la Isla, mientras que por el lado panameño se trata de levantar un poco las cifras", declaró.

Esperan la llegada de más de 60 mil cubanos

El gerente de la ZLC, Manuel Grimaldo, recordó que en 2017 llegaron a este enclave más de 40.000 cubanos. "Este años esperamos más de 60 mil".

"Imagínese lo que va a pasar con esta tarjeta. Le vamos a abrir una ventana a todos esos cubanos de a pie. Lo importante es que compren, se queden unos días y gasten en hoteles y comidas", añadió.

El intercambio comercial entre Cuba y Panamá en 2017 ascendió a más de 400 millones de dólares por concepto de reexportaciones, según las cifras que aportó Grimaldo.

La Zona Libre de Colón ha recuperado sus ventas tras varios años de una fuerte crisis debido a la crisis de Venezuela y los aranceles que Colombia aplica a las reexportaciones de algunos productos.

La actividad comercial alcanzó los 16.087,6 millones de dólares entre enero y septiembre pasados, con un alza del 10,3 por ciento con respecto al mismo periodo anterior, según datos oficiales.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985