Farmacia internacional en Villa Clara Foto © Cibercuba

Farmacias internacionales en Cuba, donde se encuentra lo que falta en hospitales y farmacias, pero ¿quién puede comprarlo?

Este artículo es de hace 1 año

Mientras en las farmacias cubanas las colas para conseguir un medicamento ya no se cuentan en personas o minutos, sino en aglomeraciones que duran días y hasta semanas, el gobierno continúa abriendo locales para el expendio de medicamentos e insumos médicos en CUC.

Al fondo de la tienda Galerías Parque, ubicada justo en el céntrico parque Leoncio Vidal de la ciudad de Santa Clara, los clientes pueden adquirir algunos fármacos e insumos que no se encuentran en las farmacias o unidades asistenciales del sistema de salud pública en la isla.

Antihistamínicos, antitusivos, anticatarrales, antibióticos, laxantes, antipiréticos, analgésicos, antiácidos y suplementos vitamínicos son solo algunas de las categorías farmacológicas que cuentan con aseguramiento médico en esta pequeña e improvisada farmacia.

A ello se suman algunos artefactos de uso clínico como son los esfigmos (esfigmomanómetros), bolsas para agua fría y caliente, jeringuillas y termómetros; productos deficitarios en las unidades asistenciales de la provincia.

Hace solo unos meses se generó gran polémica en Villa Clara ante la ausencia de agujas y cánulas en los laboratorios villaclareños y la inusual solicitud por parte del personal médico para que los pacientes trajeran sus propias jeringuillas si querían realizarse un examen, pues ni para las gestantes alcanzaban.

“¿Tú crees que es para que le vendan las jeringuillas al pueblo a 35 centavos (CUC) mientras llegas a un hospital y te dicen que no te pueden extraer sangre porque no tienen, o en el peor de los casos si es una urgencia tienen que esterilizar una de vidrio, cuando esos procedimientos ya están contraindicados en el mundo entero?", le comenta una clienta a la vendedora, que responde con un ladeo de cabeza.

Jeringuillas al pueblo a 35 centavos (CUC) / CiberCuba

Lo mismo ha sucedido reiteradamente con los guantes, la gasa quirúrgica, y hasta los esfigmos, aparatos empleados para medir la presión arterial de los pacientes, y cuyo número actualmente, se encuentra muy reducido a decir del propio personal médico.

En las farmacias estatales en pesos cubanos el desabastecimiento es la norma / CiberCuba

Sin embargo, en esta farmacia en divisas un esfigmomanómetro puede ser adquirido por cualquier cliente que disponga de 27.80 CUC, un precio excesivamente elevado si se tiene en cuenta que los artefactos de esa misma marca cuestan aproximadamente la tercera parte en el exterior.

Cubanos esperado para comprar en la Farmacia internacional de Villa Clara / CiberCuba

Por su parte, los termómetros se expenden por encima de los 7 CUC en cada una de sus modalidades, las curatinas o curitas a 0.15 CUC (3.75 CUP) el más económico de los anticatarrales tiene un costo de 5.50 CUC, mientras que el acetaminofén de uso pediátrico (paracetamol) se expende a 6.35 CUC (158.75 CUP).

Prohibitivos precios en las Farmacias internacionales en Cuba / CiberCuba

Si bien algunos de esos precios pudieran no resultar escandalosos en otras partes del mundo, en Cuba sí lo son pues el salario medio del cubano ronda 1 CUC diario. De modo que una madre trabajadora con un salario promedio, debería trabajar como mínimo 7 días para comprar el medicamento de su hijo.

“Que el gobierno asegure y subsidie los medicamentos no es una dádiva al pueblo, es algo que forma parte del sistema socialista que nos hemos propuesto construir. Entonces ¿cómo se comprende que no haya medicamentos en las farmacias y luego se vendan en pesos convertibles?”, opinó una señora dentro de la misma tienda.

Los precios de las Farmacias internacionales no están al alcance de un trabajador estatal / CiberCuba

Si bien es cierto que la cobertura médica universal y gratuita constituye un pilar esencial de la política social del régimen cubano, no menos cierto es que el sistema sanitario en la isla se ha deteriorado a un ritmo acelerado en los últimos años.

La persistente y creciente falta de medicamentos del cuadro básico, el éxodo de profesionales, las pésimas condiciones higiénicas de las clínicas y hospitales, y hasta los descuidos que han cobrado vidas humanas se cuentan entre las señalamientos más polémicos y reiterados en el presente.

Cuba inició 2019 con una falta de 36 medicamentos, según dio a conocer el titular del MINSAP en la asamblea de balance que analizó el cierre del sector en 2018.

El dato confirma lo que viene siendo una tendencia desde 2016, cuando autoridades de BioCubaFarma reconocieron ya la delicada situación que enfrentaba esa empresa para garantizar la producción nacional de algunos medicamentos.

Desde entonces y hasta la fecha, el suministro de fármacos lejos de estabilizarse ha registrado momentos de verdadera crisis. Las largas colas, con pacientes que hasta pernoctan a las puertas de las farmacias, no dejan lugar a dudas.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.