Comedor escolar Foto © Wikimedia Commons

Fraude millonario a programa de comida a niños de escasos recursos en Florida

Este artículo es de hace 1 año

Miami, 3 abr (EFEUSA).- Dos empresarios de Florida fueron declarados culpables de montar una red de fraude millonario a un programa federal de alimentos, de ayuda a niños de escasos recursos y guarderías infantiles, informó este miércoles la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida.

Carlos Andrés Montoya, de 48 años y residente en Miramar, al norte de Miami, fue declarado culpable de "conspirar para cometer un fraude electrónico" y de "soborno en un programa federal", señaló la Fiscalía en un comunicado.

Tanto Montoya como Sandra Ruballo, de 47 años, cómplice del primero, estaban acusados de "participar en una conspiración para defraudar fondos" federales para la financiación del denominado Programa de Alimentos para el Cuidado Infantil (CCFP).

Se trata de un programa que proporciona comida gratis o a precios muy reducidos, a niños sin recursos y a centenares de guarderías del sur de Florida.

Como parte de la trama delictiva, los detenidos "falsificaron documentos", pergeñaron "varios acuerdos de sobornos, manipularon el proceso de licitación del contrato de restauración y aumentaron los presupuestos anuales".

El objetivo no era otro que "recibir millones de dólares de fondos federales obtenidos de manera falsa y fraudulenta para su propio uso y beneficio personal", según las autoridades.

En las audiencias para sentencias, prevista para mayo y junio próximo, la pareja de estafadores podrían ser condenada a una pena máxima de 20 años cada uno.

Según los documentos y pruebas presentadas en el juicio, Ruballo era la propietaria y operadora de la compañía Highland Food Resources (HFR), que atendía a más de 200 guarderías integradas en el CCFP, desde Cayo Hueso, en el extremo sur de Florida, a West Palm Beach.

Como dueña de HFR, Ruballo era la responsable de la contratación de empresas de cáterin mediante un proceso de licitación anónimo. Por su parte, Montoya era el propietario de Montoya Holdings, dedicada al cáterin a niños, y de la empresa Pelota Café and Pizzería.

Montoya y Ruballo conspiraron para "manipular el proceso de licitación de cáterin y adjudicar contratos a Montoya entre 2012 y 2016.

Como resultado del esquema de licitación, Montoya Holdings recibió contratos lucrativos y más de 14 millones de dólares en fondos federales, a través de la compañía HFR, fondos que se suponía que estaban destinados a entregar comidas nutritivas a los niños en guarderías en el sur de Florida.

Durante un período de cinco años, Ruballo aceptó sobornos a cambio de otorgar contratos de cáterin a Montoya Holdings en los centros del CCFP participantes que utilizaron a su organización patrocinadora.

Montoya y sus cómplices retiraron más de 1,6 millones de dólares y cientos de miles de dólares en efectivo durante este tiempo, dinero que fue depositado en cuentas bancarias controladas por Ruballo.

El Departamento de Salud de Florida retiró del programa de alimentos a Montoya Holdings en 2016, tras un brote de enfermedad transmitida por sus alimentos que afectó a más de 140 niños en edad preescolar en los condados de Miami-Dade y Broward.

A pesar de esta prohibición, el soborno continuó en febrero de 2017 y Montoya pagó 160.000 dólares a Ruballo, un soborno que ambos intentaron disfrazar como una "donación" o "acuerdo".

De 2013 a 2016, Montoya no reportó al Servicio de Rentas Internas (IRS) de EE.UU. más de 27 millones de dólares en ingresos de su compañía.

Montoya usó las "ganancias" de esta estafa para financiar sus gastos personales, tales como visitas al Seminole Hard Rock Casino, un club de striptease, y la compra de casas, autos y joyas.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.