Un cubano navega en internet desde su móvil | Foto © CiberCuba
Un cubano navega en internet desde su móvil | Foto © CiberCuba

"Lo que busca el gobierno es mayor control del acceso de los cubanos a la información", opiniones sobre la legalización de las redes wifi privadas


América Latina Cuba

Publicado el Viernes, 7 Junio, 2019 - 16:15 (GMT-5)


Para más de un cubano, de los que viven aspirando a tener una conectividad más libre y barata en una era digital, las nuevas medidas que permitirán la existencia de redes de datos privadas y la navegación por internet desde las casas a partir del próximo 29 de julio, no son más que la manera de desmantelar las redes clandestinas que han ido tomando auge en la isla en los últimos años y seguir enriqueciendo a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa).

A tenor con Luis, un fanático de los videojuegos, “las noticias parecen buenas, pero no lo son. Las nuevas regulaciones acabarán con las redes que se han construido con mucho esfuerzo a lo largo de estos años, como la conocida Snet o red de la calle. Exterminarán las redes locales, que se han ido desarrollando de forma clandestina, ya que el uso del equipamiento que en estos momentos interconecta a sus subredes queda prohibido.

“Se podrá tener una red PAN, que tendrá alcance solo al interior del domicilio, y una LAN, que podrá ser alámbrica siempre que no cruce la vía pública, o sea, que tiene que estar dentro de la manzana donde habita el que tiene el nodo de la red autorizada; y en caso de ser inalámbrica, hasta donde alcancen los 100mW, que se corresponden aproximadamente con 400 metros en espacio libre sin obstáculos. Es un chiste que permitan solo equipos de potencia de 100mW porque hasta un celular puede tener más potencia que eso.

No ad for you

“Asimismo, es ridículo que los cables no puedan cruzar la vía pública porque tendría que haber un equipo inalámbrico casi por cada manzana. ¿Cómo un país tan pobre comprará tantos dispositivos? Si hubiera antenas Wifi de Etecsa montadas cada dos cuadras todo estaría bien, pero no es así. Incluso conectarse a la red nacional desde la casa será prácticamente imposible”, asegura el joven de 27 años.

Según explica Mario A. Céspedes Pérez en el foro de Cubadebate, “en buen cubano apretaron con el tema de la distancia. No sé en qué estaban pensando o cuál es el interés u objetivo de esta prohibición”. Este usuario se pregunta si no hay nadie que haya analizado que la mayoría de los equipos trasmiten mucho más que lo permitido. “¿Estamos en la edad de piedra o qué? ¿Ningún experto o ingeniero capacitado pudo percatarse y analizar este tema? ¿Por qué nos empeñamos en ir contra el desarrollo?”

De igual modo, inquiere el informático Carlos Alberto, hoy usuario de Snet, “¿a quién se le ocurrió lo de los 100-300 metros? ¿A quién se le ocurre mejorar la conectividad limitando su alcance? Hoy están conectadas unas cuadras con otras, pero evidentemente les molesta eso. Pertenecemos a una comunidad sana, en la que hacemos amigos, nos comunicamos y descargamos archivos, aplicaciones, juegos, actualizaciones de antivirus, parches de seguridad, etc.

“Por la forma en que la venden la noticia parece lo mejor, pero en realidad están diciéndole ‘RIP’ (‘Descanse en paz’, por sus siglas en inglés) a todas las redes locales. Lo único que busca el gobierno es un mayor control del acceso de los cubanos a la información. No pararán hasta decirle a la gente qué consumir y cómo. Que sean lógicos a la hora de legislar para que sean creíbles”, afirma el experto.

Las resoluciones aprobadas recientemente posibilitan la creación de redes inalámbricas y cableadas privadas locales, con la correspondiente licencia, o además tener un permiso para interconectarse al proveedor público. Sin embargo, no permiten mezclar ambas funciones y expresan claramente que no puede haber un fin económico del titular o cualquiera de los miembros.

Si bien lo legislado no establece ni regula los servicios que puede dar una red privada a sus miembros, deja claro que el intercambio de dicha red existirá en tanto “no afecte la integridad y seguridad del país”, o no use “información contraria al interés social, la moral y las buenas costumbres”.

Al respecto, Katia refiere en Cubadebate que, “como yo lo veo, es una crónica de una muerte anunciada, adiós a Snet, adiós a la única posibilidad de muchos de estar conectados. Todos no tenemos los recursos, ni para comprar un AP (punto de acceso), nano, ni mucho menos para pagar los paquetes (para la conexión a Internet) de Etecsa.

“Tremendo negocio, un cuentapropista con una mini red de dos o tres usuarios. Hay zonas donde en una cuadra hay edificios y puede haber hasta 12 apartamentos, pero ni 12 personas juntas pueden pagar conexión durante las 24 hora del día a través de Etecsa. Que todo sea por la legalidad, con la legalidad de los consumidores de internet le están dando muerte Snet”, destaca con ironía.

De acuerdo con el ingeniero eléctrico Julián, de 35 años, “no tienes que pagar nada para conectarte a redes internas porque la debes crear tú, o conectarte a la de algún conocido, pero vas a pagar tu cuenta Nauta cuando accedas a la red de Etecsa y la utilizarás como si estuvieras en un parque. Lo que se debe pagar es la licencia para la antena exterior.

“Esto sería un trabajo por cuenta propia donde el cuentapropista financia la infraestructura, pero sigue siendo Etecsa quien se va a seguir beneficiando directamente con esta inversión. Lo digo porque habrá que seguir comprando las tarjetas de navegación Wifi o los paquetes de datos móviles, todo en manos de una única empresa. ¿Cuándo se promoverá por parte de Etecsa la rebaja de los precios que tiene actualmente? ¿Cuánto cobrarán por este servicio las personas hacen hoy ‘por la izquierda’?”, concluye molesto.

Contribuye con CiberCuba

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram



No ad for you

Comentarios

Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.