Venta de plumones a las afueras del lugar Foto © CubaNet

Adolescentes cubanos se dedican a cobrar 1 CUC a los que quieran firmar las paredes de la Bodeguita del Medio

Este artículo es de hace 1 año

Lo que ha sido una tradición y parte del patrimonio y la historia de La Habana como ciudad, ahora se ha convertido en un negocio. 

La emblemática Bodeguita del Medio de la Habana Vieja, que ha sido por años el lugar donde han confluido famosos, turistas y todo tipo de personas, y que era atractivo además por sus singulares paredes llenas de firmas de los visitantes, ahora es el lugar que muchos aprovechan para hacer dinero, más allá de los tragos y las ofertas que tienen.

En un reporte publicado por CubaNet, se informa que la nueva práctica de muchos jóvenes es abordar a los turistas que pasean por el lugar, ofreciéndoles bolígrafos o plumones al precio de 1 CUC, para que dejen estampadas sus firmas en el sitio.

Según el citado medio, los adolescentes que se están dedicando a esto les dicen a los turistas que el dinero recopilado "será destinado a la compra de libretas y lápices para los niños de La Habana Vieja".

El reporte sostiene que esto está sucediendo "ante los ojos de la policía y los agentes de la Seguridad del Estado que laboran en La Bodeguita. Ninguno se pronuncia contra esta nueva forma de acoso al turismo, que además incentiva en los adolescentes el hábito de engañar para ganar dinero".

La Bodeguita del Medio ha ganado tanta fama entre los visitantes que incluso en otros lugares del mundo hay réplicas de esta, también con las paredes llenas de firmas de quienes llegan.

En la de La Habana -creada en 1949- aún hay firmas de personajes como Errol Flynn o Salvador Allende. También la visitaron Gabriela Mistral, Agustín Lara, Pablo Neruda, Ernest Hemingway, Nicolás Guillén o Carlos Mastronardi.

Además de ese atractivo, La Bodeguita del Medio llama la atención por sus ofertas gastronómicas típicas cubanas, como arroz moro, yuca con mojo, masa de puerco, chicharrones de cerdo y plátanos maduros o tostones. Además del muy aclamado mojito, al cual Hemingway era un fanático.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.