Policía Federal Foto © Sercano TV

México despliega operativo policial y militar para que migrantes no crucen la frontera hacia Estados Unidos

Este artículo es de hace 1 año

Ciudad Juárez (México), 17 jun (EFE).- La Policía Federal de México, apoyada por fuerzas militares, desplegó un operativo este lunes para disuadir a los migrantes centroamericanos de cruzar desde la mexicana Ciudad Juárez a la estadounidense El Paso.

Al menos cinco patrullas con policías y militares cubren la zona entre los puentes internacionales de Zaragoza y Santa Fe, distantes poco más de 20 kilómetros uno del otro, a lo largo de la línea fronteriza en Ciudad Juárez.

Ni las autoridades federales ni el Gobierno del estado mexicano de Chihuahua han dado cifras oficiales del operativo, así como tampoco del número de miembros de las fuerzas de seguridad que la integran o del plazo y los objetivos a cumplir.

En el lado mexicano, las fuerzas de seguridad de este país se acercan a los migrantes para hacerles la invitación a que se retiren del lugar y en algunas ocasiones suelen pedir una identificación para corroborar sus nacionalidades.

"No estamos para detener a nadie, simplemente estamos para decirles que no crucen, pero si lo hacen, no los vamos a detener", comentó a Efe uno de los miembros de las fuerzas de seguridad que hacían el recorrido, quien pidió el anonimato.

Algunos militares tomaban fotografías de la zona como si quisieran detectar puntos específicos; también pudo observarse a algunos vehículos en los que había policías y militares.

Esa zona del Río Bravo se ha convertido en los últimos meses en un recurrente espacio para que los centroamericanos que han llegado desde finales del año pasado a Ciudad Juárez intenten cruzar a Estados Unidos y entregarse a la Patrulla Fronteriza con el fin de iniciar sus trámites de asilo.

Según cifras oficiales, hasta antes del inicio de este operativo de seguridad en la línea fronteriza por esta zona cruzaban alrededor de 600 migrantes centroamericanos cada día.

Según pudo constatar Efe, los migrantes, familias, personas solas y hasta niños que viajan solos aprovechan para cruzar por abajo de los puentes, ya que en esa parte no hay agua en el río, cuyo flujo generalmente es regulado por los estadounidenses.

Los migrantes no evitan ser vistos ni por la Policía mexicana ni mucho menos por la Patrulla Fronteriza, sino que usualmente caminan hacia ellos y se entregan.

Desde octubre de 2018 comenzaron a entrar a México caravanas de migrantes, muchos de los cuales se dirigieron a Ciudad Juárez, donde actualmente se calcula que hay alrededor de 16.000, de países como Cuba, El Salvador, Honduras y Guatemala

Las autoridades de Estados Unidos han devuelto a México desde marzo pasado a unos 5.600 migrantes que solicitaron asilo en ese país y que deben esperar en territorio mexicano a que su petición sea resuelta.

México elevó también la seguridad en su frontera sur con la Guardia Nacional para intentar reducir el flujo migratorio, conforme al acuerdo con Estados Unidos para evitar la aplicación de aranceles a sus productos. 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985