Fotograma del filme Foto © www.tiff.net

Prensa especializada fustiga o elogia “Red avispa” luego de su estreno mundial en Venecia

Esta noticia es de hace 8 meses

La revista Variety, una de las más influyentes en Estados Unidos, declaró respecto a Wasp Network, o Red Avispa, el filme rodado en Cuba y estrenado ayer en el festival de Venecia, que “el alcance épico de Carlos (filme anterior del director Olivier Assayas, también con el protagonismo de Edgar Ramírez) será la referencia más común para discutir Wasp Network que si bien aspira a la complejidad coral, y es agradable de ver, se compromete con una serie de personajes y eventos que luego son abandonados a través de una narración irregular e insatisfactoria”.

Continúa la crítica de Variety asegurando que Wasp Network es más fácil de distribuir internacionalmente que las películas anteriores de Assayas, en tanto le suministra al espectador varios instantes de “bravura” cinematográfica, además del tremendo placer de ver en acción a un elenco extraordinario, en su mejor forma, pero a veces subutilizado. La revista norteamericana también señala al impresionante aire de superproducción que el filme ostenta, gracias no solo al talento de Assayas y su equipo, sino también a la completa colaboración de las autoridades cubanas, y esta afiliación, junto con el modo en que se describen los grupos pro y anticastristas, es posible que moleste a un sector extremista de los cubanos radicados en Estados Unidos.

La crítica de Variety concluye diciendo que “debido al elenco muy extenso, es difícil cubrir las motivaciones de todos los personales, y esa insuficiencia se nota sobre todo en el personaje de Olga. El más empático de los personajes es René, que interpreta con facilidad por Edgar Ramírez. (...) Assayas le saca el mayor partido a la belleza de los paisajes cubanos, sin recrearse demasiado en la pobreza, pero tanto la historia como los personajes parecen resumidos más allá del límite que marcan la coherencia y la cohesión”.

Por otra parte, el sitio web The Wrap coincide en que los aspectos de docudrama obnubilaron al autor que es Assayas, quien logra destacarse en algunos escasos momentos cuando coloca la información verídica a un lado y se enfoca en vida privada de los personajes, sobre todo en la relación entre las dos parejas protagónicas (que interpretan Penélope Cruz y Edgar Ramírez, de un lado, y del otro lado, Wagner Moura y Ana de Armas) y se subraya el costo humano de su misión. “Cuando el filme se aparta de ellos cuatro, se convierte en una serie de conversaciones que introducen constantemente nuevos personajes y datos en una larga sucesión. El editor Simon Jacquet hace un esfuerzo hercúleo por mantener el ritmo narrativo a lo largo de tantas conversaciones prosaicas, pero realmente consigue brillar en pocas escenas, como aquella relacionada con la colocación de bombas en varios hoteles de La Habana”.

“Las principales actuaciones, incluido Gael García Bernal, son impresionantes, dado el nivel de acentos cubanos requeridos a intérpretes extranjeros (Ana de Armas es la única nativa y está sola entre una española, un venezolano, un brasileño y un mexicano). Assayas ha creado películas importantes como Clouds of Sils Maria, Personal Shopper y Carlos, pero incluso los más grandes cineastas han tenido un resbalón alguna vez”. 

Por último, Indiewire declara que el filme es “un error excesivamente raro en la carrera de una gran cineasta, aunque su genio indiscutible se percibe por debajo de la superficie tratando de salir a flote”. Y más adelante agrega: “Wasp Network es, nada más y nada menos, un filme realizado desde la fascinación por la porosidad que existe entre los anhelos personales y la devoción ideológica: algunas personas pueden vivir por una causa, y otras deciden atender necesidades más íntimas o privadas”.

“Tal vez Wasp Network sería un filme más emocionante si Assayas se hubiera detenido a encontrar cierta claridad en medio del caos de información y personajes, y no estuviera tan determinado a resumir la historia de los cinco cubanos infiltrados en una producción de solo dos horas, en vez de recurrir al expediente de la miniserie, como hizo con Carlos. (...) El filme se salva en su segunda mitad cuando el director se siente más libre para seguir su musa y atender a los temas que le conciernen.” 
 

Esta noticia es de hace 8 meses
Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.