Donald Trump Foto © Gage Skidmore/Flickr

EEUU recrudece medidas de control sobre el comercio con Cuba

Este artículo es de hace 1 año

Estados Unidos anunció un nuevo paquete de medidas que limitan la contratación de aviones y embarcaciones, y restringen las exportaciones de bienes hacia Cuba en medio de la crisis económica que atraviesa la Isla.

El Buró de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos publicó este viernes las restricciones en el Registro Federal, las cuales marcan un nuevo cerco comercial y financiero al régimen cubano. Las enmiendas a las Regulaciones para la Administración de Exportaciones (EAR) entrarán en vigor este 21 de octubre. 

El carácter de esta decisión apunta a medidas que se aplican a naciones enlistadas como patrocinadoras del terrorismo, una categoría de la que Cuba fue excluida por la administración de Barack Obama en 2015.

Según el Departamento de Comercio de Estados Unidos estas acciones tienen como objetivo "responsabilizar al régimen cubano por la represión del pueblo cubano, así como apoyar al régimen del [presidente Nicolás] Maduro en Venezuela".

Las nuevas reglas, en particular, introducen modificaciones a "la política para arrendar aviones  aerolíneas estatales cubanas", dice la información difundida este viernes.

También tienen como objetivo "hacer imposible que el gobierno cubano y el Partido Comunista reciban ciertos tipos de donaciones gratuitas" y limitan la gama de "equipos de telecomunicaciones que el gobierno cubano puede obtener sin una licencia especial".

La relación completa de las sanciones es la siguiente:

  • Establecimiento una política general de denegación de licencias para el arrendamiento de aeronaves y embarcaciones a entidades estatales cubanas. Esto implica que aviones y embarcaciones no serán elegibles para la excepción de licencias si son utilizadas como chárter o  arrendadas por nacionales cubanos, como sucede con un Estado Patrocinador del Terrorismo, según la lista del Departamento de Estado.
  • Imposición de la regla del 10%, que consiste en denegar cualquier reexportación a Cuba de artículos extranjeros que contengan más de un 10 % de componentes estadounidenses. Desde la salida de Cuba de la "lista negra" del terrorismo, solo se aplicaba la regla del 25 % como país bajo un embargo comercial). Esto impide la comercialización de cierta mercancía con Cuba por parte de terceros países o compañías extranjeras si los productos tienen componentes de fabricación estadounidense. 
  • Revisión de la excepción de la licencia permitida por concepto de "Apoyo al Pueblo Cubano" para evitar donaciones que puedan ser destinadas al gobierno de Cuba y el Partido Comunista de Cuba.
  • Eliminación de la autorización para exportar artículos promocionales que benefician generalmente al gobierno de Cuba.
  • Limitación para exportar bienes destinados a mejorar la infraestructura de telecomunicaciones, limitándolo solo a aquellos que permitan el "libre flujo de información" entre el pueblo cubano.

La reacción de las autoridades cubanas fue inmediata.

El gobernante Miguel Díaz-Canel afirmó que "esta acción es expresión de impotencia, degradación moral y desprecio imperial. Es un acto inhumano, cruel, injusto y genocida que rechazamos enérgicamente".

"No nos rendiremos y daremos soberana respuesta", manifestó el mandatario, que la semana entrante inicia una gira por países europeos, que incluye Irlanda, Belarús, Rusia y Azerbaiyán.

El Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla dijo que dichas medidas "son actos adicionales de bloqueo económico, representativas de una política en bancarrota moral, aislada internacionalmente y promovida por un gobierno corrupto".

La pasada semana el Gobierno de Donald Trump había anunciado que estaba preparando nuevas sanciones contra Cuba por su apoyo Nicolás Maduro y dijo que está "revisando con más detalle" el papel que Rusia desempeña para que el presidente venezolano se mantenga en el poder.

La entrada en vigor de las medidas anunciadas este viernes coincide con el proceso puesto en marcha por el gobierno cubano para el funcionamiento de 77 nuevas tiendas en dólares en La Habana y el interior del país, en un intento desesperado por la recaudación de moneda libremente convertible.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.