Aeropuerto Internacional "Ignacio Agramonte", en Camagüey Foto © Facebook/Link de Camagüeyanos

Cubano denuncia cobro indebido en Aduana del Aeropuerto de Camagüey

Ernesto Zayas Álvarez, residente en Sancti Spíritus, ha denunciado la odisea vivida en el último año con una tasa aduanal mal cobrada que no ha podido recuperar todavía, pese a que la queja formulada resultó en favor suyo.

En denuncia publicada en la columna Acuse de recibo -del diario Juventud Rebelde- Zayas Álvarez explicó que en diciembre de 2018, de vuelta de un viaje a Haití, en el Aeropuerto internacional “Ignacio Agramonte”, de Camagüey, le impusieron el cobro de una tasa de sobrepeso ascendente a 1.502 CUP, por exceso de seis kilogramos.

Esos kilogramos correspondían a medicamentos y una laptop de uso personal que venían en su equipaje de mano, los cuales por ley están exentos de pago.

“Haciendo caso omiso, afirma, la funcionaria me dice en forma descompuesta que me dirija a la caja para liquidar, porque si no iba a salir tarde de allí por las colas. Así las cosas, y como no contaba en ese momento con el efectivo necesario para ese indebido pago, ocuparon los seis kilogramos hasta tanto liquidara el adeudo dentro de los 30 días siguientes al de la ocupación”, indica el afectado.

El cubano, se vio entonces obligado a viajar a la ciudad de Camagüey con toda prisa para que unos amigos le prestaran el dinero para liquidar y regresar de vuelta al aeropuerto a recoger el equipaje retenido.

“Por el actuar arbitrario de la funcionaria -dice- gasté la cantidad de 15.00 CUC para ir a la ciudad y retornar al aeropuerto, más 10 CUC de gasto de transportación de Camagüey a Sancti Spíritus en un ómnibus Viazul, pues perdí la reservación que tenía en el ómnibus Camagüey-Sancti Spíritus”.

Sin embargo, la historia no concluye ahí, a mediados de enero de este año, Ernesto Zayas viajó a Camagüey para formular, en la sede de la Aduana General de la República de ese territorio, la queja por la arbitrariedad e injusticia cometida.

Cuatro meses después, en mayo, después de interesarse por cuarta vez por el estado del proceso, uno de los funcionarios del área de Atención a la Población le dijo que tenía que enviar los datos de la Agencia bancaria donde debían efectuarle el pago, ya que la queja había resultado en su favor.

En ese momento fue que se enteró que el Dictamen No. 16 de fecha 28 de enero de 2019, del Departamento de Procesos Aduaneros, determinó la existencia de un "error", y concluyó la apertura de un Expediente de Devolución de Derechos por el total del importe cobrado indebidamente.

El ciudadano envió a mediados de mayo por correo electrónico los datos de su tarjeta magnética en documento emitido por el Banco de Crédito y Comercio de Sancti Spíritus.

Siguió comunicándose con el Departamento de Atención a la Población, y relata que en septiembre en otro viaje realizado a Camagüey por ese mismo asunto, el Jefe del citado departamento le llegó a decir, de forma jocosa, que ellos eran “buenos cobrando y malos pagando”, y que la documentación que disponía el pago recién la habían enviado a principio de ese mes.

“¿Hasta cuándo tengo que esperar por el pago? ¿Qué medida se adoptó con la funcionaria que me maltrató y de forma arbitraria me impuso un pago, abusando de su cargo en exceso? ¿Por qué se violan los términos y procedimientos establecidos para el tratamiento a las quejas? ¿Quién responde por los excesivos gastos en que he incurrido por el actuar de la funcionaria de la Aduana? ¿A cuántas personas más maltratará?”, concluye el indignado cubano, que ha visto correr en suma miles de pesos para recuperar los 1502 CUP mal cobrados hace un año. Y sigue esperando.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.