Memoria del Exilio: Otra vez, la censura

A raíz de ver el doloroso documental SUEÑOS AL PAIRO de Jorsé Luis Aparicio Ferrera y Fernando Fraguela Fosado y conocer de su irrazonable censura.

Captura de video
EScena del documental Foto © Captura de video

Este artículo es de hace 2 años

* A raíz de ver el doloroso documental SUEÑOS AL PAIRO de José Luis Aparicio Ferrera y Fernando Fraguela Fosado y conocer de su irrazonable censura.

La muerte se ha abaratado todavía mucho más.

Y estará - en breve - al alcance de la mano y a la vuelta de la esquina.

Lleva inscripción MADE IN CHINA. *

* Antes fue la gripe aviar, el ébola desde el África ardiente, el H1- N1 en México, o el SIDA.

Al menos, según lo que cacarean las noticias, nos llegará, a cada uno, mucho más rápido y democráticamente.

Óbito por la libreta.

Para cada núcleo familiar habrá su número ilimitado de decesos.

Amazon nos la dejará en la puerta.

Same day delivery.

Como aupado en tiempos de populismo, resuena Millán Astray lanzando al aire su ¡Viva la muerte! *

* ¿No os suena parecido al “Patria o…” nuestro?

Caeremos como racimos de las ramas.

Barreremos el piso con nuestros cadáveres siendo arrastrados. *

* ¿Habéis pensando ya en algún epitafio?

Nos disputaremos el agua y hasta el olor a comida.

Pero, ahora que se impone el tapabocas - ¿será anunciando el uso del burka para ocultar nuestros criterios a flor de piel? - hemos de apurarnos, todos, en divulgar nuestras verdades.

Hacerlas vox populi, clamor abierto.

Que, “en silencio ha tenido que ser”, solo, lo que - desde su macabro cabrón nacimiento - ha permanecido taimado o callado.

Y nada de lo artero, jamás, ha resultado bueno.

Hora es - desde siempre - que toda voz se exprese.

Mucho más hoy día.

Que se digan las cosas. *

* En la actualidad mucha más gente escucha.

Recordad que el miedo le teme a la palabra.

Y que con gritos se evacuan los temores.

Pavor han albergar los que ocultan y no quieren que se sepa nada.

Por eso buscan acallar, enmudecer, encubrir, posponer, censurar. *

* Parecen bomberos sofocando continuos brotes de fuego.

Pues - si la cosa está en llamas - ¡que se divulgue todo!

Bramen, chillen, filmen, vociferen.

Que lo que digan sea inflamable.

Le temen a todo tipo de polémica.

Se han quedado sin argumentos en la repetición constante de la misma letanía.

¡Denle candela al jarro hasta que suelte la costra!

Total, somo hijos del maltrato y no hay nada más que perder.

Ya nos matan el tiempo - a diario - con esa muela bizca, en la que no creen ellos mismos.

Compartan.

Denuncien cada injusticia.

Toda mudez es cómplice.

Si el silencio se hará dueño de nosotros - en definitiva y al final - es importante, a tiempo, que hablemos.

¡HASTA POR LOS CODOS!

De cada cosa.

De todo.

Que no quede sitio lóbrego por aclarar.

Y aquí os va una incandescencia.

El documental sobre Mike Porcel, no solo devela un capítulo bien oscuro de nuestra historia nacional, sino que es una joya narrativa, más que interesante, desde el punto de vista cinematográfico.

Acabo de sucumbir a su hechizo.

Cuando al inolvidable cantautor lo desaparecieron de la vida pública, mis fricciones con todo “aquello” comenzaron a agudizarse.

Fueron los infames y humillantes mítines de repudio.

La vergonzosa carta de la Nueva Trova. *

* Reproducida, en partes, en el filme.

¿Quién gana con esta nueva condena a una obra de arte?

El ostracismo, la apariencia, la falsedad, la oscuridad y - lo más simple - el aburrimiento.

Y es tan triste, tan triste todo, que lloro.

Lloro tanto que no puedo ver, ni siquiera, lo que escribo.

Si ellos no quieren que se haga la luz, pues…

AHORA ES MUCHO MÁS IMPORTANTE QUE TODO EL MUNDO LA ENCIENDA.

¡No se lo pierdan!

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Juan Carlos Cremata Malberti

Director de cine y guionista cubano. Se graduó en 1986 de Teatrología y Dramaturgia, en el Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, posteriormente cursó estudios en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños graduándose en 1990.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba