Anciano cubano (imagen de referencia) Foto © CiberCuba

Anciano cubano lleva tres meses sin cobrar su pensión de jubilado por burocracia estatal

Desde el pasado mes de diciembre el anciano cubano Idelfonso Bárcena no ha podido cobrar su pensión de jubilado por un error burocrático de la filial del Instituto Nacional de Seguridad Social (INASS).

"Me siento atropellado por la indolencia y la burocracia. Por suerte, mis amigos y familiares me han ayudado a no morirme de hambre", subrayó en una carta enviada a la sección Acuse de Recibo del diario oficialista Juventud Rebelde.

Bárcena relata que vivía en la Isla de la Juventud cuando se jubiló y que, tras mudarse a La Habana, solicitó en noviembre de 2019 el traslado de su "chequera" del Banco Popular de Ahorro (BPA) al Banco Metropolitano.

Desde entonces, no ha podido cobrar su jubilación porque el INASS le había dado baja del BPA, pero no realizó el traslado en el sistema al Banco Metropolitano.

Además, para ello se usa el correo postal “que tarda meses en llegar”, y no un servicio informático que agilice el proceso.

En La Habana le explicaron al afectado que el procedimiento adoptado en la Isla de la Juventud fue incorrecto. Una semana después, volvió a la sucursal de Boyeros y le informaron que el INASS de Gerona no había hecho aún el traslado. “Que llamara dentro de 15 días”, contó que le dijeron.

“Llevo sin cobrar los meses de diciembre, enero y febrero, afirma. Es inaceptable tamaña irresponsabilidad del Inass de la Isla de la Juventud”, comentó el anciano.

La burocracia en Cuba trasciende todos los ámbitos de la vida social y afecta, especialmente, a las personas de la tercera edad, a quienes muchas veces se les dificulta trasladarse a los lugares de atención para realizar trámites. 

El pasado mes de febrero la Ministra de Trabajo y Seguridad Social, María Elena Feitó Cabrera, se disculpó públicamente porque un campesino cubano falleció sin poder cobrar su jubilación debido a las trabas de la poderosa burocracia cubana. 

Tras meses de reclamaciones, el campesino, que padecía de cáncer, murió en Santiago de Cuba sin percibir su salario de jubilado, lo cual generó fuertes críticas al sistema burocrático del país.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985