Pescadores en Ciego de Ávila Foto © Periódico Invasor

Pescan a remo en Ciego de Ávila ante crisis "coyuntural" de combustible

La pesca en embarcaciones con remos es una de las alternativas que practican hoy en Villa Clara ante la crisis de combustible que afecta a Cuba.

Según la prensa oficialista local, se trata de un método efectivo para la depauperada flota que garantiza “las producciones y el proceso de industrialización”.

En declaraciones a la agencia ACN, el subdirector de producción de la Empresa provincial de la Pesca, José Osmundo López Calderón, indicó que la modalidad facilita la captura de ejemplares como tenca, carpa y raya.

“No todos los que se necesitan, pero sí para llevarlos a un proceso de salado, una de las técnicas más antiguas de conservación de los alimentos, y luego venderlos directo a la población”, aclaró el directivo.
Según la publicación, las sanciones de la administración de Donald Trump contra el régimen cubano han impedido cumplir las metas de captura de camarón, uno de los rubros exportables, cuando hay un compromiso de entregar 93 toneladas en el actual periodo.

De igual modo, el directivo expuso que debido a la falta de combustible hay atrasos en los planes, y puso como ejemplo que todavía no ha comenzado la campaña de alevinaje que debió arrancar en febrero.

El gobierno de Cuba ingresa 63 millones de dólares anuales por exportación de langosta y camarones, a pesar de que el cubano promedio no tiene acceso a esos productos para su avituallamiento cotidiano.

En realidad, la mayoría de los cubanos apenas consumen productos obtenidos del mar, en un país con costas en sus cuatro puntos cardinales.

Las autoridades cubanas han manifestado su voluntad de incrementar la producción pesquera, pero enfocándose en la comercialización fuera del territorio nacional, o sea, priorizando las exportaciones.

Sin embargo, en los últimos 5 años, se registró una disminución del 44 por ciento entre las 54 especies que se venían pescando en la plataforma insular.

Con todo, la langosta cubana puede encontrarse en mercados de otros países a precios un tanto exorbitantes, como es el caso de Italia, desde donde recientemente se supo que las colas del crustáceo tenían un costo de casi 50 euros por kilogramo.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985