La población indignada rodea a un carro policial Foto © Captura de video de youtube

Denuncian en Cuba que dos menores fueron violadas por policías

Una madre cubana denunció que dos miembros de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) violaron a una adolescente y agredieron sexualmente a otra en La Habana, concretamente en el municipio Mariano.

El hecho habría ocurrido el pasado jueves por la noche. Las dos jóvenes fueron arrestadas por los agentes cerca de la conocida Plaza de Marianao, en 51 y 124, bajo la excusa de que estaban en la calle incumpliendo la cuarentena establecida por la pandemia de coronavirus.

Pese a las protestas y al llanto de las muchachas, que alegaron ser menores de edad, los oficiales las trasladaron en la patrulla al barrio El Palmar, donde abusaron de ellas.

Un video publicado por la agencia CubaNet recoge las declaraciones de A.C.P., una de las víctimas, de solo 17 años.

Aunque por razones lógicas de preservar su identidad el rostro de la adolescente no se puede ver, se escucha perfectamente su relato con la voz entrecortada por el llanto.

Según describió la muchacha, los dos hombres estaban bebidos e incluso tenían el pomo de alcohol dentro de la patrulla. Uno de ellos “empezó a hacerle cosas” a su amiguita afuera del auto, mientras el otro empezó a darle besos a ella y a tocarla a la fuerza.

“Entró el otro guardia con mi amiguita para adentro y empezó a hacerle el amor a la fuerza. Cuando terminó, le echó el semen arriba y la sacó pa’ afuera. Y el otro cogió y me entró pa’ adentro, me acostó en el asiento a la fuerza y me abrió las piernas para meterme el pene. Y yo le dije que no, que yo era señorita y que no podía irme para mi casa así”, detalló.

De acuerdo al relato de la víctima, al parecer esa confesión frenó al agresor, quien en ese momento le pidió que no llorara y le aseguró que él no le iba a hacer nada.

“Pero me estaba haciendo fuerza y yo lo empujaba, entonces se masturbó y me echó el semen en la barriga, y con su misma toallita me dijo que me limpiara”, concluyó.

Finalmente, según la información de CubaNet, las dos chicas fueron abandonadas cerca del estadio de El Palmar.

“El guardia le dio el número de teléfono a mi amiguita y el otro me dijo que lo disculpara por lo que había pasado”, añadió A.C.P.

Su madre, Elvira Pelegrín Laborde, reveló airada el maltrato que sufrieron cuando fueron a poner la denuncia en la estación de policía.

“Se demoraron cantidad en atendernos. Cuando les dio la gana nos dijeron que ellas iban a ir para Medicina Legal y que después íbamos a ir al lugar de los hechos…”, contó.

Por último, de regreso a la casa, cuando los familiares de las menores preguntaron cómo se desarrollaría el proceso penal en lo adelante, otros oficiales les dijeron que las llamarían por teléfono y que “a ver como proseguía esto, porque ellos dos son oficiales de la policía”, recalcó la mujer.

Este repugnante hecho causó gran indignación en el asentamiento ilegal Indalla, donde viven las dos víctimas de la agresión.

El video muestra a los vecinos del lugar volcados en la calle criticando a gritos a la policía y pidiendo que grabaran a la madre de una de las muchachas y que subieran su acusación a las redes sociales.

“¡Aquí hay un pueblo que las va a apoyar!”, se escucha decir a una voz entra la multitud.

“Policías violando a menores de edad. ¿Qué es eso? Eso es un descaro”, refiere otra mujer visiblemente alterada.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985