Secretario de la OEA, Luis Almagro Foto © Flickr

Gobierno cubano llama "hijo de mala madre" a Luis Almagro

El gobierno cubano calificó este viernes de "hijo de mala madre" al secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien participó en un programa televisivo sobre el tratamiento que da el régimen a los médicos enviados a misiones internacionales. 

Un texto publicado por el portal oficialista Cubadebate reaccionó —con el habitual lenguaje atrincherado de la propaganda oficial— con evidente irritación a las declaraciones del excanciller uruguayo sobre el embargo a la isla. 

El presidente designado Miguel Díaz-Canel avaló la diatriba oficialista en su cuenta de Twitter, en la que llamó a Almagro "actor de circo".

"La #OEA se hunde en la inmundicia cuando el Secretario General anima show anticubano en blog miamero. Así es como un político sin ética se transforma en actor de un circo mendaz y patético. No pueden con la verdad: #CubaSalva, vive y vence", escribió Díaz-Canel.

Los ataques de la propaganda cubana están cobrando niveles de virulencia y agresividad que recuerdan los peores momentos de la Guerra Fría, cuando los diarios y espacios oficialistas se llenaban de groseras invectivas contra presidentes y políticos opuestos al régimen de la isla, y el apellido del presidente Richard Nixon se escribía con una swástica nazi. Durante la campaña del retorno del niño Elián González a Cuba, las personalidades que defendieron su permanencia en Miami se estigmatizaron como animales, clasificándolos de "loba feroz" y "buitre cotorra", en el mejor estilo de la propaganda fascista. 

"El innombrable Secretario General de la OEA dijo ayer en la tarde en un mediocre show miamero sobre el bloqueo: 'Las sanciones contra las dictaduras son absolutamente necesarias'", señaló el sitio gubernamental al referirse al popular programa del influencer cubano Alex Otaola, que el jueves abordó el tema de las misiones médicas.

Cubadebate volvió a mencionar que "el país hace esfuerzos extraordinarios para adquirir medicamentos y ventiladores pulmonares para las terapias" contra el COVID-19.

El régimen cubano ha afirmado que la política implementada por Estados Unidos le impide adquirir equipos médicos durante la pandemia del coronavirus. 

"El embargo apunta directamente contra la impunidad del régimen cubano en el escenario internacional. Las sanciones son un instrumento de presión contra las dictaduras", había expresado Almagro.

La transmisión del programa, titulado "Cuba y COVID-19. Apoyamos al pueblo, no a la dictadura", había suscitado particular interés luego de que se hiciera público un documento en el que el gobierno cubano le pedía a empleados y ciberactivistas boicotear la transmisión.

Otaola también ha sido blanco del lenguaje soez del gobierno cubano, que recientemente llamó al presentador en Twitter "garrapata de potrero".

En el espacio televisivo se compartieron las opiniones de varios analistas y funcionarios, incluidos el administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), John Barsa.

Durante el show, Almagro también afirmó que “las brigadas médicas y el trabajo forzado de estos profesionales son instrumentos de propaganda del régimen cubano que busca, con su trabajo, posicionarse internacionalmente”.

El político uruguayo dijo, además, que “esta es una violación absoluta de los derechos humanos. La dictadura cubana es una dictadura contra el proletariado y los trabajadores. Los médicos son parte de ese pueblo oprimido porque se les roba el fruto de su trabajo”.

Desde el pasado año varias agencias han documentado testimonios que cuestionan las "prácticas explotadoras del régimen cubano hacia los médicos en misiones", los cuales son sometidos a "modernas formas de esclavitud", según una denuncia de la ONU.

El Informe de Trata de Personas (TIP) de 2019 del Departamento de Estado asegura que "el Gobierno cubano reconoció que retiene pasaportes de personal médico extranjero en Venezuela", es decir, los colaboradores que inician la misión deben entregar sus documentos hasta el regreso a Cuba, lo cual impide a estos profesionales la libre movilidad y restringe sus libertades. 

Sin embargo, durante la pandemia del coronavirus el envío de personal médico cubano a otros países se ha incrementado. El régimen ha enviado 24 brigadas médicas a varios países, compuestas por casi 2 000 profesionales de la salud. 

Información de las naciones que han contratado estos servicios indican que los médicos son costosos, lo cual estaría generando millonarias ganancias al régimen cubano.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.