Caravana de migrantes en la selva del Darién en Panamá (imagen de referencia) Foto © Captura de Youtube

Emigrante cubana y sus dos hijos pequeños dan positivos al coronavirus en la selva del Darién en Panamá

Una emigrante cubana y sus dos hijos pequeños dieron positivo al coronavirus y fueron trasladados a un centro de aislamiento del Darién panameño, uno de los puntos en la peligrosa ruta que emprenden los cubanos para llegar a la frontera de México con Estados Unidos.

El médico Juan R. Rosales, director regional de Salud del Darién, informó al medio independiente Diario de Cuba (DDC) que hasta el 14 de mayo se habían presentado 59 casos del nuevo coronavirus entre los migrantes que se encuentran en tránsito por la selva.

Los migrantes han sido concentrados en una Estación de Recepción Migratoria (ERM) destinada a casos de COVID-19, ubicada en Lajas Blancas-Metetí. El centro se abrió el 10 de abril, para evitar contagios en el ya colapsado refugio de Peñitas, precisa el citado medio.

De los 59 casos confirmados, 38 se encuentran en aislamiento, mientras que 21 se han recuperado. Los enfermos son 32 haitianos, tres cubanos y tres de República del Congo.

Rosales explicó que la ERM responde a la “urgente necesidad de un paliativo al hacinamiento y la importancia de tener un espacio físico para segregar los casos positivos y contactos primarios de COVID-19”.

Sin embargo, los emigrantes se han quejado por el hacinamiento, la falta de agua potable y la mala calidad de la alimentación, lo que motivó que en reuniones efectuadas a mediados de abril, el Servicio Nacional de Migración panameño se comprometiera a habilitar otra ERM, Nicanor, “con planta de agua potable y suministros de higiene”.

Según el especialista, la frustración y ansiedad en la población migrante ha llegado al punto que el “equipo médico ha quedado tres veces atrapado en medio de protestas y, por seguridad, lo hemos tenido que retirar”.

Un total de 1 997 migrantes irregulares quedaron varados en el Darién panameño a mediados de abril, cuando se cerró la frontera y aumentaron las restricciones de movilidad debido a la pandemia. Entre ellos hay 38 cubanos, que se encuentran distribuidos en las ERM de Peñitas, Bajo Chiquito y Lajas Blancas.

Para Rosales, atender la pandemia en el Darién panameño ha sido un reto “por las características geográficas y dispersión de la población”, a lo cual se ha sumado la presencia de los emigrantes irregulares.

“No tengo duda de que en toda la República de Panamá no existe lugar alguno que presente tantas variables y diversidad cultural”, expuso el galeno.

Ante la compleja situación generada por el coronavirus, el gobierno panameño considera la repatriación como una alternativa para resolver la crisis humanitaria. Actualmente el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá está gestionando devolver a su país a 300 emigrantes haitianos, apuntó DDC.

Hasta este sábado, las autoridades de Panamá confirmaban 9 268 contagios y 266 fallecidos por la enfermedad, de acuerdo con los datos de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

En abril pasado, trascendió que un cubano fue contagiado con coronavirus en una estación migratoria en el Darién (zona limítrofe Panamá-Colombia), donde había casi 2 000 migrantes varados desde que se decretó el cierre de fronteras por la pandemia en esas fechas.

La directora de Migración de Panamá, Samira Gozaime, aseguró que los migrantes fueron contagiados por personal de las estaciones migratorias que funcionan en el Darién y que han dado positivos a COVID-19.

Por su parte, la representante de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Idiam Osorio, informó que el cierre de las fronteras por la pandemia de coronavirus ha desbordado el programa de atención a los migrantes en Panamá, pues las estaciones destinadas a darles asistencia pasaron de ser lugares de tránsito a convertirse en albergues estacionarios.

El contexto del coronavirus ha generado diferentes crisis en los puntos fronterizos a lo largo de la región, como pasó a inicios de abril en la estación migratoria de Tenosique, en el estado mexicano de Tabasco, donde cientos de migrantes asustados por el riesgo de contraer la enfermedad se amotinaron. En los sucesos, murió un guatemalteco de 42 años.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.