Orlandito Lago Vega Foto © Facebook

Padre de joven asesinado en el Servicio Militar en Cuba revela nuevos detalles de lo ocurrido

El padre de Orlando Lago Vega (Orlandito), el joven cubano de 18 años que murió en una Unidad Militar en La Habana, afirmó que su hijo fue asesinado por su compañero de cuarto.

En declaraciones exclusivas a CiberCuba, Orlando Lago Álvarez, padre de tres hijos (Orlandito, Daniel y María Elena), relató que ambos jóvenes pasaban el Servicio Militar en la unidad ubicada en la cárcel de Valle Grande en La Lisa.

Mi hijo estaba dormido y su compañero hacía guardia en la posta. A la 1:20 a.m. del 1 de junio este abandonó su posición y entró al cuarto donde dormía Orlandito.

Cuenta el hombre que el muchacho, procedente de Santiago de Las Vegas, "le disparó a quemarropa por el brazo derecho con un arma AKM, por la espalda, mientras dormía".

“La bala entró en el espacio intercostal, le atravesó hígado, pulmones, corazón y se le alojó en el hombro izquierdo”, enfatizó.

El presunto asesino se dio a la fuga tras los hechos, la guardia de la Unidad Militar asegura que no escuchó nada y se dieron cuenta de que Orlandito estaba muerto a las 04:00 a.m., explicó el padre de la víctima.

PRESUNTO MOTIVO

Lago Álvarez comenta a nuestra publicación que recibieron una llamada a las 05:00 a.m. del 1 de junio para que fueran a Medicina Legal a identificar el cuerpo de Orlandito y al escuchar la noticia enseguida vino a su mente la amenaza de un vecino: "Yo soy el hombre de los huevos en La Habana, y voy a pagar para que maten a tus tres hijos y a ti te quemen vivo".

"También nos dijo que él era la Ley, que él gobernaba La Habana", afirmó Orlando.

La familia Lago, residente en el municipio costero de Media Luna, provincia Granma, pensaba establecerse en La Habana por lo que se encontraba construyendo un pequeño departamento sobre la casa de un tío del joven que vive en el reparto Aldabó, municipio Boyeros.

Sin embargo, cuenta Orlando que allí tuvieron problemas con el citado vecino, quien construyó su garaje pegado a la pared del tío.

Al reclamarle que separara el garaje hasta el límite de su propiedad para que la familia Lago pudiera construir una escalera a través de la cual accederían al departamento, el hombre, de 52 años y funcionario de la Empresa Distribuidora de Huevos en la provincia, comenzó a generar conflictos.

El pasado 21 de noviembre el individuo, con un machete en la mano y lanzando botellas y piedras a la vivienda de la familia, profirió la citada amenaza.

Los padres de la víctima están convencidos de que en el crimen contra su hijo está implicado ese sujeto.

PIDEN JUSTICIA

Tras los sucesos del pasado 21 de noviembre Orlando acudió a varias instituciones a presentar la denuncia por amenaza, pues presentía que algo malo iba a suceder.

"Fuimos a la Fiscalía, a Planificación Física, a la estación de policías de Altahabana, y nadie atendió nuestra demanda, se limitaron a decirnos que en Cuba eso no pasaba", explicó.

Pero supimos que el vecino es amigo de los agentes y hasta de un capitán de la estación, y creemos que por eso la policía nunca vino a investigar.

Al pasar varios meses de esos hechos y ver que no obtenían ninguna respuesta de las autoridades de La Habana, Orlando visitó la unidad militar donde su hijo cumplía con el Servicio Militar para entrevistarse con algún funcionario y alertarlos de la situación con el vecino. "Presentía que algo le iba a pasar a Orlandito", expresó. 

"Allí en la unidad me atendió un oficial y me dijo que por seguridad fuera a buscarlo en un auto cada vez que saliera de pase (descanso), pero mira cómo ocurrieron las cosas", subrayó.

La familia de la víctima asegura que hasta ahora nadie ha ido a tomarles declaraciones ni a explicarles cómo será el proceso investigativo sobre el asesinato.

"A la casa de Aldabó solo fue un policía para decir que el vecino, el hombre de los huevos, no tenía nada que ver en el crimen".

"Pero nos preguntamos, en Media Luna condenaron a 8 años de prisión a un hombre por proferir una amenaza, y contra este señor nadie ha querido tomar la denuncia, no le pusieron ni una multa. Nosotros pedimos justicia, esto no puede quedar impune", señala Orlando.

EL PRESUNTO ASESINO

El joven que disparó la AKM contra Orlandito mientras este dormía acababa de llegar a la Unidad.

Cuenta el padre de la víctima que el muchacho, identificado como Yunior y residente en Santiago de Las Vegas, llevaba 6 meses en una cárcel por haberse fugado del Servicio Militar.  

Llegó a Valle Grande cuatro días antes del crimen e insistió para hacerse amigo de Orlandito. Lo ubicaron en el mismo cuarto.

"El 31 de mayo ese joven no se separó de mi hijo, estuvieron juntos todo el día y en la madrugada cometió el asesinato a quemarropa. Solo nos han informado que permanece detenido", dijo Orlando.

ORLANDITO

Orlandito llegó a La Habana en octavo grado. Cuando lo mataron tenía 18 años y medía 1.94 cm de estatura. Era pelotero, lo iban a captar para el equipo de Artemisa, cuenta su padre.

Relata que su hijo hizo el equipo de Cuba en la categoría Sub 23 en un juego amistoso contra Estados Unidos el pasado año.

"Tenía grandes planes, grandes sueños, su pasión era el béisbol y pensaba ser un gran pitcher. Nunca tuvo problemas con nadie".

El padre fue a reconocer el cadáver a Medicina Legal al amanecer del 1 de junio. Ese día consiguen que el cuerpo de Orlandito permaneciera al menos 8 horas en una funeraria de La Habana para que sus amigos se despidieran de él.

En la tarde noche fue trasladado a Media Luna en un carro fúnebre para ser velado por sus familiares y vecinos.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985