Policía de Miami-Dade Foto © Twitter / Policía de Miami-Dade (MDPD)

Departamento de Policía de Miami-Dade envía carta abierta a la comunidad aclarando procedimientos

El Departamento de Policía de Miami-Dade (MDPD) publicó una carta abierta a la comunidad a raíz de las exigencias para traer cambios en el procedimiento de los oficiales y su responsabilidad en las calles, por lo cual, el cuerpo se comprometió a una “actualización”.

Según el documento, esta es una respuesta a la preocupación sobre esos temas, que han cobrado fuerza particularmente después de la muerte del afroamericano George Floyd en Minneapolis bajo custodia policial, luego de ser inmovilizado en el suelo con técnicas controversiales, cuando uno de los oficiales involucrado en el hecho presionó con su rodilla el cuello del detenido.

“El MDPD no enseña ni utiliza estrangulamientos”, advierte el departamento del condado del sur de Florida. “Cada oficial recibe instrucciones sobre el uso de la restricción del triángulo carotídeo aplicado, que es una aplicación no letal. El dominio de todos los oficiales en esta maniobra se prueba y documenta dos veces al año durante la capacitación de recertificación del Departamento de Aplicación de la Ley de Florida”, explica la carta.

“Nuestros oficiales están entrenados para usar solo la cantidad razonable de fuerza necesaria para completar un arresto”, indica.

“La política establece que los oficiales pueden enfrentar situaciones que requieren el uso de la fuerza, tanto no letales como letales. Durante estas situaciones, el uso de la fuerza es necesario para controlar situaciones, efectuar arrestos y proteger la seguridad pública. El control puede lograrse mediante consejos, advertencias, persuasión o por la fuerza física”, argumenta.

“La decisión de recurrir a la fuerza y ​​el grado de fuerza que se utilizará debe basarse en la totalidad de las circunstancias que enfrenta el oficial en ese momento, juzgadas desde la perspectiva de qué acciones tomaría un oficial razonable en la escena ante una situación similar, hechos, o lo que razonablemente parece ser un hecho, para el oficial en el momento en que se toma la acción. Un oficial puede usar esa fuerza que razonablemente cree que es necesaria para evitar daños físicos graves, ya sea para el oficial o para otros”, señala la misiva.

También advierte que los oficiales deben agotar todas las alternativas antes de disparar contra una persona.

“El MDPD reconoce el valor de la vida humana y se compromete a respetar la dignidad de cada individuo. En consecuencia, la santidad de la vida humana es fundamental para la misión, las políticas, la capacitación y las tácticas del Departamento. El uso de la fuerza letal es la acción más grave en la que puede participar un oficial de policía”, apunta el texto.

“La autoridad para portar y usar armas de fuego en el curso del servicio público es una responsabilidad enorme. El respeto a la vida humana requiere que, en todos los casos, la fuerza letal se use solo como último recurso. Sobre todo, la seguridad del público y los oficiales debe ser la principal preocupación cuando se considera el uso de la fuerza letal”, añade.

“El MDPD tiene una política sobre el deber de un oficial de intervenir. Esta política es específica para ver a otro oficial usando fuerza que está claramente más allá de lo que es objetivamente razonable. Además, cada aprendiz que pasa por el Programa Básico de Aplicación de la Ley recibe capacitación y las expectativas del Departamento de intervención si se usa una fuerza excesiva”, dice el comunicado del departamento, que agrega que los aprendices tienen potestad para tomar medidas y detener actos que impliquen uso excesivo de la fuerza, algo que no sucedió con los tres oficiales que acompañaron a Derek Chauvin, acusado de asesinato en segundo grado, durante el arresto de Floyd.

“El MDPD tiene una política sobre la notificación de incidentes de uso de fuerza. La política establece que el incidente se documentará cada vez que un oficial actúe en calidad oficial dentro o fuera de servicio, independientemente de si se realiza un arresto. Los informes son revisados ​​por la cadena de mando del oficial y sujetos a Investigación de Asuntos Internos si la fuerza se considera innecesaria”, sostiene.

Según los datos que ofrece el departamento en el mismo texto, el MDPD manejó 642.151 llamadas de servicio en 2019, y sus oficiales solo usaron la fuerza 288 veces (.04%.). Asimismo, subraya que hace “todo lo posible para servir a todas las personas de una manera digna y cortés, y mostrar comprensión de la diversidad étnica y cultural, tanto en nuestros esfuerzos profesionales como personales”.

“Si bien hemos recorrido un largo camino a través de los años, nos damos cuenta de que hay más trabajo por hacer y estamos comprometidos a trabajar en asociación con nuestra comunidad para ser la organización modelo de aplicación de la ley en la nación, al ser receptivos y combinar la planificación estratégica con preocupaciones de la comunidad”, concluye la carta.

La muerte de Floyd ha desembocado en numerosas protestas a lo largo de Estados Unidos, incluyendo el condado de Miami-Dade, las cuales demandan transformaciones en torno al problema del racismo, al tiempo que se han vivido momentos de tensión entre los manifestantes y las autoridades, resultando en incidentes de violencia.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985