La policía cubana detuvo y multó al anciano de 73 años por poner carteles contra el régimen. Foto © Cibercuba (imagen de archivo) / Facebook / Alexis Pérez Lescailles

Detienen y multan a anciano cubano por poner carteles contra el gobierno en La Habana

La policía cubana detuvo y multó a un anciano de 73 años por poner carteles contra el régimen de Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro en La Habana, según denunció en redes sociales el opositor Alexis Pérez Lescailles.

“A sus 73 años de edad y sin recibir ningún tipo de ayuda para sobrevivir, Guillermo García Velasco no para de apoyar la lucha pacífica”, comienza diciendo la publicación en Facebook.

Según expone la misma, el anciano fue sorprendido “mientras participaba en una campaña de pegatinas condenando la cruel explotación que el régimen Castro comunista usa contra los médicos cubanos”.

Pérez Lescailles explica que García fue delatado por un “chivato”, lo que condujo a las autoridades hasta su ubicación.

“Todo el mundo conoce bien este tema. El cómo la dictadura Castro comunista en nombre del altruismo y la solidaridad arranca del pueblo de Cuba a miles de médicos para enviarlos a vender sus servicios a otros países”, dijo Pérez sobre el motivo de la iniciativa de García.

Finalmente, de acuerdo con el opositor, el anciano fue detenido y se le impuso una multa de 30 pesos por estar pegando proclamas en las paredes de la ciudad de la Habana.

“Dice que todas las multas del mundo no lo van a detener. Que está decidido a continuar apoyando la lucha contra el régimen Castro comunista y a favor de los Derechos Humanos. Que los comunistas son unos desalmados. Que le pegan una multa cuando deberían pagarle un buen salario por su colaboración. Que es algo irónico que un gobierno como el Castro comunista pertenezca a las Naciones Unidas cuando en realidad trata el tema de derechos humanos como un crimen de lo peor”, agrega Pérez.

“Yo... puedo decir que el viejo Guillermo está dando una lección de vida a todos, especialmente a aquellos que no aportan nada a esta causa. Hace falta que la delegación cubana en Ginebra y los países criminales que apoyaron el sabotaje al activista Ariel Ruíz Ulquiola durante su intervención hablen de ello. El cómo el tema derechos humanos es delito que atenta contra la Seguridad del Estado”, concluye.

El pasado 3 de julio, el científico y activista cubano Ariel Ruiz Urquiola intentó exponer unas palabras en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza, con las cuales se iba a referir al polémico tema de los convenios médicos del gobierno de Cuba, entre otros asuntos relativos a su salud y la de su hermana, Omara Ruiz Urquiola.

Sin embargo, las delegaciones de los gobiernos de Cuba y Venezuela, además de otras representaciones de países conocidos por sus alianzas con el régimen de La Habana, sabotearon la intervención del activista, quien apenas contaba con 90 segundos para llevarla a cabo.

Como resultado de las intromisiones, el momento se extendió más de 13 minutos y finalmente el biólogo no pudo continuar.

La delegación cubana en Ginebra alegó que Urquiola se refirió “a cuestiones ajenas al tema del Consejo de Derechos Humanos... estamos en el diálogo sobre la trata de personas” y tildó de “inaceptable” lo expuesto por el activista. “Resulta improcedente que se intente manipular el trabajo de este órgano para cuestiones ajenas al mismo basadas en acusaciones sin fundamentos”, agregó.

Algunos usuarios, a la sazón, recordaron las extensas intervenciones del fallecido dictador Fidel Castro ante la ONU, donde solía caer en circunloquios y a menudo salirse del tema que debía tratar.

A pesar de las críticas al procedimiento empleado por la representación de la isla, una funcionaria del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) de Cuba felicitó en su cuenta de Facebook a su colega Jairo Rodríguez, el responsable de sabotear la presentación de Ruiz Urquiola.

“Cuando lo ves en plena acción dando batalla contra los mentirosos en el Consejo de Derechos Humanos y recuerdas sus consejos y sus enseñanzas diplo-biólogas y que, a pesar de su juventud, los modelos de Naciones Unidas del ISRI han crecido gracias a sus genialidades. ¡Muy bien, flaco! La diplomacia revolucionaria cubana sigue en buenas manos”, expresó.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985