Virginia de la Caridad Fernández Palma, licenciada en Terapia Física y Rehabilitación Foto © Captura de Video / Youtube

Profesional de la salud en Santiago de Cuba denuncia corrupción en brigadas médicas

Una profesional de la Salud en Santiago de Cuba denunció graves violaciones en los procesos de formación de las brigadas médicas que envía el gobierno cubano a otros países. 

Virginia de la Caridad Fernández Palma, licenciada en Terapia Física y Rehabilitación del policlínico Carlos J. Finlay, en la ciudad oriental, afirmó que ha intentado salir de misión en varias ocasiones, pero el personal encargado de conformar la brigada lo ha impedido en beneficio de otros profesionales que pagan para ser incluidos en los listados. 

El proceso ha estado plagado de corrupción, racismo, venta de beneficios, discriminación de género, acoso sexual y otras arbitrariedades, aseguró. 

En un video publicado en YouTube por el opositor José Daniel Ferrer, líder de UNPACU, la mujer asevera que fue incluida en una misión para Venezuela hace tres años pero no la dejaron montar al avión, a pesar de que ya tenía los permisos requeridos  y había firmado el contrato de colaboración. 

Tras varios reclamos que llegaron al primer secretario del PCC en la provincia, Lázaro Expósito, fue llamada a una entrevista con la dirigente de Salud Pública María Caridad de la Cruz Castro, jefa de colaboración en Santiago de Cuba.

Sin embargo, en el encuentro la funcionaria llegó a decirle: "Puedes escribirle a quien tú quieras, que aquí yo soy una Castro y aquí mandamos los Castro", en clara advertencia por haber enterado del caso a Expósito.

"Hace más de 7 u 8 años que estoy pasando por este proceso, nadie me da una respuesta específica, he escrito más de 27 cartas a Expósito pero en la última comunicación este respondió que hiciera lo que me diera la gana", relató Fernández Palma.

El fracaso de su viaje a Venezuela llevó a la profesional a presentar otra queja, de la cual obtuvo respuesta el 17 de marzo 2019. 

Ese día le informaron que en 2018 y 2019 no pudo salir ningún especialista de misión a excepción de los que estaban en el listado desde 2016. 

Entre otras razones, le explicaron que no había disponibilidad de vuelos y que se estaban priorizando a los hombres en las brigadas médicas debido a la situación política en Caracas.

Asimismo, le comunicaron que no estaban enviando a especialistas en Fisiatría por la baja demanda, lo cual Fernández Palma desmintió. 

Al respecto, ejemplificó que durante ese tiempo sí salieron fisiatras mujeres a pesar de que ella tenía el número uno en el listado.

La profesional relató que una licenciada llegó a decirle que "una negra no puede salir a cumplir misión y menos sin dinero para pagar".

Esa vez enviaron a la misión a una colega que les llevaba regalos a los responsables de conformar las brigadas: la enviaron a Venezuela embarazada, lo cual está prohibido por las leyes cubanas, comentó.

"La especialista Gisel González Acosta estaba embarazada y salió a Venezuela pensando que podría hacerse un aborto, pero como no pudo abortar tuvo que regresar para Cuba", explicó Fernández Palma.

La especialista santiaguera confiesa que ya no tiene esperanzas de salir, y que a pesar de conocer las dificultades que atraviesan los médicos en otros países y lo poco que pagan por estas misiones, ha intentado hacerlo porque no tiene casa donde vivir. 

"Las condiciones de mi casa son pésimas. Tengo una niña de 11 años y mi casa está apuntalada, tengo una difícil situación, y con el poco dinero que recibiría podría reparar la vivienda", afirmó.

Actualmente su salario mensual es de 1 030 pesos cubanos ($42 dólares) y cuenta que desde que comenzó a reclamar que se respetara su turno para salir de misión, sus compañeros de trabajo le han hecho "la vida un yogur". 

"Yo te voy a destruir porque eres negra", le dijo una colega, aunque este -afirmó- es apenas un caso aislado de las muestras de hostilidad que vive cada día al llegar a su centro de trabajo.

Las misiones médicas cubanas se encuentran bajo la mira de organismos de Derechos Humanos por las frecuentes denuncias de violaciones, las cuales indican que el gobierno cubano somete a sus galenos a un nuevo tipo de esclavitud moderna

Hace una semana el gobierno de Estados Unidos anunció que reanudará sus aportes financieros a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) una vez que se instale el panel independiente que evaluará Mais Médicos, el programa de envío de profesionales sanitarios de Cuba a Brasil, en el que está implicado ese organismo regional de la OMS.

La declaración de aportes de los estados miembros del organismo regional, publicada en la web de la OPS, indica que Estados Unidos tiene un saldo adeudado para 2020 de 110 millones de dólares.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985