Erik Williams Rabaza Foto © Cortesía del entrevistado

Erik Williams Rabaza: otro cubano brindando conocimientos en México

El habanero Erik William Rabaza es recordado por ser uno de los mejores talentos de Cuba en los noventa. Asistió a varios torneos internacionales con la selección nacional de Cuba, sin embargo, sus herramientas como pelotero sufrieron una desconexión con el primer nivel tras llegar a las Series Nacionales y no recibir el tiempo de juego necesario.

“Fui a cuatro Mundiales como jugador entre 1993 y 1996”, dijo el habanero en entrevista con Diario de Cuba.

Aún recuerda el Mundial Juvenil celebrado en Sancti Spíritus, Cuba, cuando corría el año 1996. Pegó cuadrangular ante Corea del Sur el 15 de agosto, día de su cumpleaños, y no ha logrado obtener el video del que quizás haya sido su momento de mayor gloria como jugador.

En cuatro campeonatos de Serie Nacional, tres con Metropolitanos y uno de los Industriales no jugó más de 37 partidos ni superó las 100 veces al bate.

Hoy en día todo eso es cosa del pasado para Rabaza. Su amor por el béisbol superó las decepciones y se mantuvo dentro. Rabaza comenzó como entrenador en el 2004, en la Habana del Este, y por estos días, ya asentado y residente en México, entrena peloteros de diferentes categorías y prosigue entregando un material abundante de conocimientos.

“Me he especializado en los jugadores de cuadro, defensa y ofensiva, aunque tengo un ámbito de todas las áreas”.

De solo dialogar con Rabaza se percibe su comprensión del juego. Graduado de Cultura Física y Deportes en Cuba, viajó de misión a Venezuela y luego se trasladó a México donde ha trabajado en varias compañías en el entrenamiento de peloteros profesionales. Antes en Cuba pasaron por sus manos una legión de prospectos cubanos que finalmente firmaron contratos millonarios con equipos de Grandes Ligas. Hablamos de Yusniel Díaz, Jorge Oña, Raidel Orta, Orlando Martínez, Johan Oviedo, José “Fino” García, Josuan Hernández, Lázaro Armenteros, Harold Díaz, Alfredo Rodríguez y Miguel Vargas, entre otros.

Su espectro no llega solo a los cubanos.

“He podido trabajar aquí también con glorias de México como Jorge “El Chato” Vázquez”, dice.

En el norte de México trabaja para la Fundación Soria del lanzador Joakim Soria con más de 10 temporadas en Grandes Ligas. Rabaza ha dirigido equipos 15-16 a nivel nacional conquistando el sexto lugar en Aguascalientes el año pasado. No obstante, sus metas no quedan ahí.

Entre los cubanos con los que Erik Williams ha entrenado en México se encuentran los habaneros Josuan Hernández (jugador establecido en el béisbol profesional azteca), Albert Lara, Luis Medina, además del lanzador matancero Noel Ortiz y el villaclareño Emilio Almeida.

Rabaza lo mismo prepara peloteros en el apartado físico con nuevos métodos de entrenamiento, que hace de entrenador de bateo corrigiendo el swing o luego se enfrasca en el complicado mundo de la defensa con los jugadores de cuadro.

“Mi meta más próxima es insertarme en el béisbol élite de México como entrenador, ya sea el del Pacífico o el de Verano”, reconoce. “Seguir aportando mi grano de arena en la formación de jóvenes dentro del béisbol”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Francys Romero

Escritor, reportero y periodista deportivo de CiberCuba. Miembro de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA). Autor de "El sueño y la realidad. Historias de la emigración del béisbol cubano (1960-2018)". Ha sido citado por ESPN Magazine, New York Times, Washington Post, entre otros

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba