Anciano en Cuba. (imagen de referencia) Foto © CiberCuba

"Pobre viejo cubano", la cruda reflexión sobre el desengaño con el Gobierno de Cuba

Una reflexión del conocido periodista y director de espectáculos Armando López sobre los ancianos que creyeron en el proyecto iniciado por  Fidel Castro en 1959 y lo abrazaron al punto de entrega máxima, se ha viralizado en la red y ha desatado numerosos mensajes y reacciones de quienes sienten la realidad que describe en su post.

"¡Pobre viejo cubano! Le pidieron los brazos. Y cortó caña. Que defendiera la revolución. Y cavó trincheras. Le pidieron la lengua. Y habló de más. Le pidieron el alma. Y escondió a Dios. Repitió consignas. Siempre aplaudiendo. --¡Oh, Heberto Padilla!-- Repudiando a los que no aplaudían. Persiguiendo a los que escapaban…", escribió López en Facebook.

"Pero envejeció. Ya no le servían sus brazos. Ni su lengua. Y mucho menos su alma. Había olvidado rezar. El pueblo entero maldecía. Sus nietos escaparon. O se vendían a turistas. ¡Sintió hambre! Miró las ruinas de su escuela de niño. Su casa por derrumbarse. Lloró la pérdida del sueño. Y llamó a su hermana –en Miami—“Que lo perdonara”, concluyó este cubano.

López fue editor de la revista Opina, fundador del Premio Opina y director de espectáculos artísticos en Cuba hasta su salida a México en 1990. Solicitó luego asilo político en Estados Unidos y ha desempeñado una intensa carrera como periodista, musicólogo y productor de espectáculos en Nueva York, algunos en plazas tan exclusivas como el Lincoln Center.

Sus palabras calaron en personas que sufrieron la separación familiar y por la sencillez con que explicó un grave problema. "Es así de triste. Al final, los 100 años de lucha se convirtieron en 100 años de soledad, y muchos no tuvimos una segunda oportunidad sobre la tierra, con nuestros familiares" y "una historia muy sencillamente contada, sin retóricas ni lenguajes figurados pero de una realidad tristísima y un drama desgarrador", opinaron dos cubanos.

"Se dan cuenta ellos solos sin la ayuda nuestras (sin los dólares) irán cayendo, hoy les han puestos los alimentos en vitrinas y no tienen dinero con que comprarlas cuándo llevan 61 años sin verlas y engañados", apuntó una cubana sobre las tiendas en monedas libremente convertible (MLC), donde hay gran variedad de productos a altos precios y en divisas extranjeras.

Desde que el 20 de julio abrieron 72 tiendas, donde no se admite el pago en efectivo ni en CUP, ni CUC, los cubanos están indignados y sorprendidos porque muchos productos llevaban meses perdidos del país y de repente aparecen disponibles para quienes pagan en dólares, euros y otras monedas fuertes. 

López dijo a CiberCuba que su intención con este post fue mostrar su pena ante la situación de la vejez en Cuba, pero manifestó su sorpresa ante las reacciones de personas en su muro.

"Siento mucha pena por ese viejo cubano y me parece increíble que mucha gente haya reaccionado con odio, porque una buena parte de las personas mayores que hoy viven en Miami apoyaron en sus inicios al proceso revolucionario y pusieron en sus casas el cartelito de ESTA ES TU CASA FIDEL", expresó López.

Pese a que algunos cubanos como Juan Pin Vilar pidieron antes a los jóvenes no discutirles a los mayores "(por) que es muy triste tirarles la historia de su vida a cambio de dos libras de arroz y dos de frijoles. Los van a volver a joder de nuevo"; ahora otros señalaron en Facebook que los viejos lo tienen "bien merecido", "es de esperar ese fin para los tontos útiles a la dictadura" y "es una triste realidad, los comunistas cuando ya no le eres útil te desechan, como la misma basura que son".

Por su parte, René Hernández Bequet afirmó que "la mayor perversidad de régimen ha sido y es la destrucción de infinidad de seres humanos. Son expertos en lograr que muchos se envilezcan, se conviertan en canallas. Ese daño antropológico que han sufrido los cubanos debido a la maldad del castrismo, será y es, uno de los lastres más difíciles de superar que como Nación tendrá la Cuba del post castrismo".

Captura de pantalla de comentario de René Hernández Bequet en Facebook. 

"Suerte que muchos de los más envilecidos se van dando cuenta de cuán bajo se dejaron llevar y se muestran arrepentidos, sirven de ejemplo a otros en las mismas condiciones. Nunca es tarde para reconocer errores, crímenes y arrepentirse. Aun cuando no sean perdonados por muchos de nuestros compatriotas, unos buenos y otros que incluso recorrieron parte del camino andado por los más viles", escribió. 

Otras palabras en las redes sociales a propósito de las nuevas tiendas recaudadoras de divisas se han hecho también virales como las de la periodista cubana Linne Diéguez Solana, quien señaló que "nos engañaron, nos traicionaron" y el "Poema del Peso sin pesode Yunier Enríquez.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985