Luis Maurín, asesino de Diana Márquez Valdés Foto © Cortesía de la familia

Feminicidio en Cuba: Un hombre mata a su mujer a puñaladas en Artemisa

Diana Márquez Valdés, de 34 años, fue asesinada este domingo, sobre las 18:40 horas, en la calle de La Vereda de Caimito, un pueblo de unos 37.000 habitantes, ubicado en la provincia de Artemisa.

La mató a puñaladas su marido, Luis Maurín, de unos 50 años, residente en Bauta, según confirmó a CiberCuba, Carlos Maurín, hermano del agresor.

La pareja llevaba unos 10 años de matrimonio y tenía tres hijos en común, de 6, 8 y 10 años. Aparte, él estaba al cuidado de otra hija, de 12 años, que tenía la víctima, fruto de una relación anterior. Diana Márquez tenía, además, un hijo de 16 años, que estaba al cuidado de su madre en Anafe, y no vivía con la pareja en La Cubalina, explicaron a CiberCuba fuentes del grupo de Facebook Gente de Bauta, donde se habló del crimen este martes.

Tras la tragedia, los tres hijos en común de la víctima y su agresor se quedarán al cuidado de la abuela paterna y de su tío Carlos Maurín, quien asegura no dejará que se los lleven a una "casa de la patria", pese a que su madre tiene 76 años y él está aquejado de una enfermedad crónica. Ninguno de los dos tiene ingresos. Este miércoles está previsto que les visiten funcionarios de Servicios Sociales.

La niña de 12 años de Márquez, que vivía con la pareja, ha sido enviada ya con la abuela materna a Anafe. En Bauta no hay trabajo, hay cuarentena, no se puede salir a la calle y la gente no tiene qué comer, añaden desde el grupo de Facebook que tiene unos 14.300 seguidores. Esta situación, insisten, hace más difícil el futuro de los cinco niños que han quedado huérfanos.

El día de la tragedia

La tragedia, explica el hermano del agresor, se veía venir. Hace unos días, Luis Maurín persiguió a su mujer con un cuchillo y amenazó con matarla. Lo detuvieron, pero la Policía lo soltó; él se enteró que ella se encontraba en Caimito y fue a buscarla. Algunas fuentes aseguran que saltó por el patio de la casa donde se celebraba una fiesta y, al verla, la persiguió y la emprendió a puñaladas.

Vecinos del agresor, contactados por CiberCuba a través del mencionado grupo de Facebook, describen a Maurín como "un mala cabeza", que estaba en libertad condicional tras haber cometido un robo.

Al menos dos fuentes distintas confirman su perfil conflictivo y, contradictoriamente, de buen padre, al que siempre se le veía con los cuatro niños [sus tres hijos y la hijastra]. "Los llevaba al círculo y a la escuela", recalcan.

Estas mismas fuentes, muy cercanas a la familia del asesino, afirman que Diana se había marchado de la casa familiar un par de meses atrás. Él estaba sin trabajo y a cargo de los niños. Vino alguien a reclamarle una deuda que ella tenía y ese pudo ser el detonante.

Maurín asestó varias puñaladas a su pareja delante de las personas que jugaban al dominó con ella en Caimito. Solo un hombre hizo el ademán de interceder para evitar que siguiera acuchillándola, pero el agresor lo amenazó con matarlo. El hombre se apartó y dejó que siguiera agrediéndola.

Testigos de los ocurrido han asegurado a CiberCuba que Diana Márquez no murió en el acto. Se desangraba por causa de una puñalada cerca de las costillas y tenía la cara desfigurada, pero la ambulancia de Caimito nunca llegó. Tampoco había ningún carro para llevarla al hospital. Cuando llegó la Policía ya estaba muerta. Eran las 20:30 horas, asegura Carlos Maurín. 

Otras fuentes contradicen esta versión y afirman que dos horas después del apuñalamiento llegó la ambulancia de Bauta, pero ella ya estaba muerta. En ese tiempo muchos vecinos habrían aprovechado para hacer fotos y grabar vídeos.

Cuenta Carlos Maurín que habló con su hermano Luis después de que este matara a su mujer. "Me dijo que estaba bloqueado y que había acabado con su vida y con la de sus hijos".

Este es el crimen machista número 12 de 2020. Con este asesinato, Artemisa se convierte, junto con La Habana, en la provincia donde más feminicidios se han producido en lo que va de año, según las estadísticas de la Red Femenina de Cuba.

La muerte de Diana Márquez ha tenido lugar dos días después de que otro hombre matara a machetazos a su mujer en Marianao, el pasado viernes. Mailin Diéguez fue cremada este martes en La Habana. Dejó dos niños huérfanos, de 3 y 11 años. Su marido comentó con los vecinos un día antes del crimen que iba a matarla. Nadie hizo nada por evitarlo.

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985