Mapa de la región que muestra las dos perturbaciones ciclónicas Foto © NOAA

Dos perturbaciones ciclónicas en el Atlántico podrían convertirse en depresión tropical

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés), con sede en Miami, dio a conocer la existencia de dos perturbaciones ciclónicas en el Atlántico que podrían convertirse en depresión tropical en los próximos días.

Según el comunicado emitido las 8:00 de la mañana de este jueves, un área amplia de baja presión fue localizada sobre el este del océano Atlántico tropical, a varios cientos de millas al oeste suroeste de las Islas de Cabo Verde, la cual está produciendo aguaceros y tronadas desorganizadas.

Se prevé que el fenómeno se vaya desarrollándose de manera gradual la próxima semana.

Por otra parte, una onda tropical fue detectada fuera de la costa del oeste de África, la cual está combinándose con otro disturbio situado a varios cientos de millas al sur de las Islas de Cabo Verde, que se mueve al oeste noroeste.

El sistema abarca un área extensa de aguaceros y tronadas. Es probable que su desarrollo sea lento durante los próximos días, mientras avanza a unas 15 millas por hora.

Existen probabilidades de que se convierta en una depresión tropical la semana próxima sobre el Atlántico tropical, donde se pronostican condiciones ambientales favorables para su desarrollo.

Por otra parte, se vaticina que otra onda tropical se mueva fuera de la costa oeste del continente africano durante el fin de semana. Se espera que se forme un área de baja presión de esta onda, la cual podría ganar en desarrollo la semana próxima mientras se mueva hacia el oeste sobre el extremo este del Atlántico tropical.

Mientras, el NHC ha emitido advertencias sobre el huracán Nana, que se encuentra sobre tierra en el sur de Belice, y sobre la depresión tropical Omar, localizada a varios cientos de millas al norte noreste de Bermuda.

Según el reporte más reciente de la entidad, Nana se ubica a unos 110 kilómetros al norte-noreste de Ciudad de Guatemala, con vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora (km/h), y se desplaza hacia el oeste-suroeste a 24 km/h.

El fenómeno, que llegó a ser huracán en aguas del Atlántico, atravesó este jueves Guatemala tras cruzar Belice, adonde llegó el miércoles por la noche.

La tormenta no causó daños de importancia a su paso.

De acuerdo a una información de la agencia Reuters, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala solo reportó daños en una vivienda y el bloqueo de algunas calles y carreteras por la caída de ramas de árboles por los fuertes vientos, en el departamento oriental de Izabal.

Se prevé que el ciclón se dirija en las próximas horas hacia el estado mexicano de Chiapas, desde donde entraría al océano Pacífico esta noche.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985