Las precarias condiciones de una carnicería en Cuba (Imagen de referencia) Foto © CiberCuba

La incompetencia criminal del socialismo cubano debe terminar

En Cuba existe un Ministerio de la Agricultura, y más de 10 grupos empresariales dedicados a la agricultura y la ganadería, cada uno formado por varias empresas estatales:

  • Grupo Azucarero AZCUBA
  • Grupo Empresarial Ganadero
  • Grupo Empresarial Tabacuba
  • Grupo Empresarial Agrícola
  • Grupo Empresarial Agroforestal
  • Grupo Empresarial Labiofam
  • Grupo Empresarial Flora y Fauna
  • Grupo Empresarial Agropecuario y Forestal de Mayabeque 
  • Grupo Empresarial Agropecuario y Forestal de Artemisa
  • Unión Nacional de Acopio

También existen más de 12 institutos de investigación “científica”, entre ellos:

  • Instituto de Investigaciones de la Caña de Azúcar
  • Instituto de Investigaciones de los Derivados de la Caña de Azúcar
  • Centro de Investigaciones para el Mejoramiento Animal
  • Instituto de Investigaciones de Pastos y Forrajes
  • Instituto de Investigaciones Porcinas 
  • Instituto de Investigaciones Avícolas 
  • Instituto de Investigaciones del tabaco
  • Instituto de Investigaciones de Viandas Tropicales
  • Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical
  • Instituto de Investigaciones Hortícolas
  • Instituto de Investigaciones Agroforestales
  • Centro de Investigaciones Apícolas.

Son tantos y tan variados (y esta lista no es exhaustiva), y emplean a tantos especialistas e investigadores, que viendo como están la agricultura y la ganadería en la Isla lo único que puede pensarse es que en estos centros estudian cómo hacer que las tierras cubanas sean lo más improductivas posible y, además, trabajan para evitar que la poca comida que se produce llegue a la mesa de los cubanos. Ejemplos de esto último hemos visto varios recientemente.

El resultado es que en Cuba no hay carne, leche, azúcar, café, ni medicinas.

Y es que tiene que ser a propósito, no hay otra explicación. En un país donde un grano de frijol crece en una ranura de la acera, donde en un jardín cualquiera un cubano obtiene una cosecha de yuca, cualquier patio tiene una mata de mango o de plátanos y las calabazas crecen como hierba mala en un placer abandonado no puede haber escasez de alimentos. 

¿Cómo lo lograron? ¿Cómo es posible convertir los terrenos más fértiles del mundo, con abundancia de sol y agua, donde muchos vegetales tienen hasta dos cosechas anuales en un páramo lleno de marabú? 

¿Cómo se puede pasar de ser el primer productor de azúcar de caña del mundo a tener que importar azúcar

¿Cómo se logra pasar de ser el tercer país del mundo en ganado per cápita a que la mayoría de los cubanos solo han visto un solomillo en la TV

¿Por qué se eliminó, usando hasta tanques de guerra y cadenas, el cordón de frutas que rodeaba La Habana? 

¿Cómo es posible que la única leche que consumen los cubanos sea en polvo -los que pueden- y a los niños solo se les "garantice" hasta los 7 años?

Entonces o son muy muy muy incompetentes, incompetentes nivel Dios y nadie los supera en ello, o son tremendos hijos de puta y les da igual el resultado de sus acciones. 

Dirigir un país no es tarea fácil, menos aún si el gobernante decide que es un super genio que va a inventar una nueva especie de vaca que come hierba y da leche y carne como si comiera pienso y proteínas, que por arte de magia va a cosechar más de 10 millones de toneladas de azúcar, arruinar a los cafeteros colombianos, dejar sin negocio a los bananeros centroamericanos, o convertir de la nada al país en una potencia biotecnología; por nombrar solo algunas de sus locuras.

El resultado es que en Cuba no hay carne, leche, azúcar, café, ni medicinas.

Si yo hubiera metido la pata solo con la zafra de los 10 millones, hubiera pedido disculpas, me hubiera retirado abochornado y le hubiera dado paso a alguien mejor preparado que yo, porque no se puede jugar con la vida de más de 10 millones de personas.

Solo un gran hijo de puta, con mucho ego, y al que no le interesan para nada las vicisitudes de su pueblo, puede encadenar un sinnúmero de estupideces y metidas de pata tan grandes y seguir metiéndonos cuentos como si nada. 

Pero él no estuvo solo, decenas de miles de cubanos a todos los niveles apoyaron cada medida, aplaudieron la nueva idea maravillosa, marcharon gustosos al campo a participar en la epopeya de todo el pueblo mientras veían que el país se iba poco a poco a la mierda. 

Es hora de dejar de creernos los cuentos, es hora de dejar de actuar como si nos creyéramos los cuentos, es hora de decirles que ya no nos creemos sus cuentos, es hora de entender que otra Cuba es posible, y está en nuestras manos exigir el cambio. Ya nos han hundido en demasiados experimentos fallidos; es hora de iniciar un camino diferente. 

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Luis Flores

CEO y cofundador de CiberCuba.com. Cuando tengo tiempo escribo articulos de opinión sobre la realidad cubana vista desde la perspectiva de un emigrante.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985