Cartel de la película Foto © Filmax

Lo que hay que ver: The Burnt Orange Heresy

Que está titulada en España como Una obra maestra.

Vuelen a ver esta exquisita rareza, dirigida por el italiano Giuseppe Capotondi, que pensaba salir al mercado cuando llegó la pandemia del coronavirus y se quedó en esa.

Luego, en la desatinada reapertura, la soltaron enseguida.

Aunque, de nuevo, todo volvió a recogerse.

E iba tranquilito, caminando por los enrevesados senderos de internet, cuando me saltó a la vista y la disfruté.

La muy cabrona, ni el link me dejó.

¡Ojalá se les aparezca a ustedes también!

Por si las moscas -expresión muy apropiada para esta película- les aviso de su existencia, no vaya a ser que, de repente, les sorprenda por ahí, sin estar mínimamente informados.

Es atrapante y hasta el último plano está revelando datos de una situación misteriosa, tensa y medio oscura.

Para todo aquel relacionado con el mundo de las artes plásticas, artistas, marchantes, mecenas, ídolos, analistas, especialistas, o simple público sensible interesado, será una ocasión única disfrutar de esta extrañeza.*

* Y más adelante ahondaré sobre algunas de sus excepcionalidades.

Aquí les va una historia de cómo un crítico puede fabricar, enmascarar, diluir, o inventar una obra de arte. ¡Y hasta toda una carrera artística!

El guion es súper inteligente y ahonda en las relaciones entre arte y comercio, verdad y falacia, mito y realidad.

La fábula de la creación de una leyenda, o la leyenda de la fábula en una creación.

Vayamos, pues, a sus singularidades.

Está basada en una novela, publicada en 1971, con el mismo título y escrita por el norteamericano Charles Willeford.

Es la cuarta adaptación cinematográfica de una de sus obras.

La locación original, fue sustituida de los Everglades, en Miami, a las orillas del bellísimo lago Como, en Italia.

Por supuesto que fue cambiar la chiva por la vaca. Porque la visualidad del filme se engalanó "in abbondanza", con los paisajes de uno de los países más bellos del mundo.

Mas, el director escogió el lugar por la luz "melancólica y un tanto sombría" que según él, le añade al filme un toque un poco más sobrecogedor.

Sin embargo, al final, resulta hermoso.

El argumento es el siguiente:

Un ambicioso, simpático, e inteligente crítico, o afamado "investigador" de arte, es contratado por un millonario coleccionista para robarle, aunque sea un cuadro, a uno de los pintores más enigmáticos de todos los tiempos, del que todos quieren algo y absolutamente nadie tiene nada.

El drama se complica y se le escapa de las manos.

No puedo contar más.

Hay mucha intriga. Y de la buena.

Otras rarezas.

Es una película con un equipo, casi enteramente italiano, en tanto, es completamente hablada en inglés.

Esta es la segunda película protagonizada por el músico y actor danes Claes Bang ambientada en el mundo del arte, luego de actuar junto a Elisabeth Moss en The Square, en el 2017.

Lo acompaña la bellísima actriz francesa, educada en Australia, Elizabeth Debicki. Y está muy bien la chiquilla.

En un papel secundario, aparece Donald Sutherland, quien sustituyó a la propuesta primera que era Christopher Walken.

Y es la primera aparición, realmente significativa de Mick Jager, en el cine, luego de su última en The man from Elysian Fields, en el 2001.

El cantante de los Rolling Stones ha colaborado con más de una docena de largometrajes, a lo largo de casi veinte años.Y por supuesto, su lista de bandas sonoras y videos musicales, puede resultar interminable.

El director italiano se enteró de su anhelo por volver a la actuación y le ofreció el papel

Y aunque solo sale en unas pocas escenas, interesado en la trama y en el curioso personaje -que le sienta a la medida- aceptó hacerlo.

Para suerte y gracia de sus muchos admiradores.

Se filmó solamente durante 25 días.

Es una película de pocos actores. La mayor parte del presupuesto debe haberse ido en pagarle a esas estrellangas, me imagino.

Una última de sus distinciones:

Fue la película de clausura de la más reciente edición del Festival de Venecia, el pasado septiembre del 2019.

Tampoco es nada que le cambie la vida a nadie, mas, puede que se la entretenga.

¡NO SE ABURRA!

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Juan Carlos Cremata Malberti

Director de cine y guionista cubano. Se graduó en 1986 de Teatrología y Dramaturgia, en el Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, posteriormente cursó estudios en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños graduándose en 1990.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Juan Carlos Cremata Malberti

Director de cine y guionista cubano. Se graduó en 1986 de Teatrología y Dramaturgia, en el Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, posteriormente cursó estudios en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños graduándose en 1990.