Secreteo del Día cero reafirma que tardocastrismo no confía en los cubanos

La desconfianza ancestral del castrismo hacia los cubanos provoca que empresarios extranjeros sepan antes que los cubanos la nueva tasa de cambio del peso cubano frente al dolar, pese a que los más afectados serán los ciudadnos empobrecidos.

Dolarización en Cuba Foto © CiberCuba

El tardocastrismo vuelve a discriminar a la mayoría de los cubanos, ocultando, hasta última hora, detalles sobre el llamado Día cero, cuando implantará una nueva tasa de cambio del peso frente al dólar norteamericano y, pese a que la medida afectará intensamente a los ciudadanos empobrecidos, otra vez los empresarios extranjeros se enteran de las decisiones gubernamentales antes que la población.

Las decisiones económicas de calado implican una determinada discreción, pero sin marginar a los principales afectados, una vez que se ha tomado la decisión de ejecutar la Tarea ordenamiento, la lógica política aconseja comunicar las novedades, cuanto antes a los principales afectados, sin discriminar a empresarios extranjeros, pero mucho menos a los cubanos empobrecidos por el comunismo de compadres.

Una duda, ¿si la tarea se llama Ordenamiento, significa que Cuba padece de desorden económico y financiero?, ¿serán sancionados los responsables de tales desórdenes? Gracias.

La mayoría de los cubanos, trabajadores y jubilados, son los principales afectados por las decisiones gubernamentales, especialmente aquellas que implican cambios económicos que mermarán sus ahorros y su ya reducida capacidad de compra; haber sido empobrecidos no implica que los cubanos carezcan de opiniones propias y capacidad de análisis sobre las actuaciones del gobierno, aunque no siempre la digan en voz alta.

Como es habitual en el monólogo totalitario que daña a la nación desde 1959, los aguerridos CTC, CDR, FMC y toda la retahíla de organizaciones que conforman el coro inútil e irrentable de la bulla anticubana servil a la casta verde oliva y enguayaberada, solo se ha pronunciado en apoyo al reordenamiento y ya han desplegado su arsenal de agitación y propaganda para intentar persuadir a la sufrida población de la justeza de la dolarización norteamericana de la economía, tras casi 62 años de revolución antiimperialista.

Ni un solo diputado a la interrupta Asamblea Nacional tampoco ha pedido al Ministerio de Economía o al propio presidente Díaz-Canel explicaciones sobre el tema, que fue abordado por Marino Murillo Jorge ante el parlamento virtual con sus habitual estilo Linea(miento)s, en su mayoría incumplidos a pocos meses de caducar.

¿Cuánto cuesta a los cubanos pobres mantener esas superestructuras de los sindicatos, los comités, la federación, la Asamblea Nacional y los coros de la UPC, FEEM y FEU? Ya sabemos que el partido comunista y su brazo juvenil -como GAESA- son hegemónicos como establece el leninismo de vanguardia opaca.

El truco usado ahora es el mismo de siempre, el enemigo acecha y no deben anticiparse datos; pero esa excusa tonta también falla porque el empresariado extranjero afincado en Cuba, incluidos los principales turoperadores, tiene relaciones de colaboración con los servicios de Inteligencia extranjeros y amigos periodistas, así que los últimos en enterarse -como es habitual- serán los cubanos empobrecidos, mientras que el cuartel general de la CIA ya tendrá evaluado el impacto real de la unificación monetaria y de la nueva tasa de cambio del peso frente al dólar.

La pobreza pasa, la deshonra no, dijo José Martí en su afán ecuménico de una Cuba con todos y para el bien de todos, la mayoría de los cubanos siguen viviendo en la penuria, el tardocastrismo habita en la ignominia.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba