Silverio Portal y Luis Manuel Otero Alcántara Foto © Collage CiberCuba

Gobierno castrista recula y suelta a Silverio y a Otero Alcántara en 24 horas

El Gobierno castrista ha tenido que ceder a las presiones internas y externas y ha soltado, en veinticuatro horas, a Silverio Portal y a Luis Manuel Otero Alcántara; aunque mantiene en prisión al rapero Denis Solís, cuya condena fue el detonante de la crisis que sacude a Cuba a fines de 2020, cuando al incremento de la pobreza y la desigualdad se unen la represión política y los alardes insensatos con despliegue de Avispas negras en puntos neurálgicos de La Habana.

Ha vuelto a fallar la Contrainteligencia en su evaluación de riesgos y Díaz-Canel y Marrero Cruz, que nunca da la cara, han tenido que improvisar sobre la marcha de los acontecimientos inesperados porque no se trata de movimientos políticos organizados, sino de reflejos del malestar generalizado que sufren los cubanos, y han acabado reculando y haciendo gestos a ver si así consiguen aguantar el vendaval sin rumbo en que andan metidos.

El Movimiento San Isidro tendió la mano al Gobierno con una propuesta de negociación con dos puntos: Liberación de Denis Solís y eliminación de la venta de dólares de alimentos, medicinas y otros artículos de primera necesidad; la respuesta fue una irrupción a la fuerza en la casa sede de la huelga de hambre, desalojo y detención de Anamelys Ríos y Otero Alcántara y echar a andar la maquinaria goebbeliana con que la dictadura suele intentar lapidar a sus adversarios.

Pero una parte significativa de la sociedad civil no se tragó el jarabito de componte de la casta verde oliva y enguayaberada y se concentró ante el Ministerio de Cultura exigiendo diálogo, pillando por sorpresa a toda la estructura represiva y política del tardocastrismo, que actúa con torpeza porque no acaba de asumir que en Cuba casi todo ha cambiado menos el Gobierno y su estilo maniqueo de leer la realidad.

¿Cómo han soltado al mercenario Luis Manuel Otero Alcántara siendo tan malo, malísimo y actuando al servicio de una potencia enemiga?, ateniéndonos a la letanía oficial de quien discrepa es lo peor del mundo mundial.

Silverio Portal, con 72 años, ha cumplido más de la mitad de la condena que le impusieron por "desorden público y desacato" y el tardocastrismo lo ha mantenido preso, pese a que -a los tres meses de encarcelamiento- sufrió una trombosis que le paralizó un lado de la cara, haber sufrido derrames cerebrales y padecer de hipertensión.

¿Tan débil está el tardocastrismo que necesita tener encarcelado a un anciano enfermo?

La ventaja de contar con un almacén de más de cien reos políticos es que pueden usarse a conveniencia para negociar con Estados Unidos, la Unión Europea y naciones que se interesen específicamente por alguno de los rehenes del tardocastrismo; pero los interlocutores de La Habana comienzan a estar hartos de esa eficaz producción penitenciaria que contrasta con la ineficacia de una soberanía alimentaria, basada en las calabazas y piñas de aceras, patios, azoteas y macetas.

Obviamente, la estrategia inicial de convertir el revés en victoria, que incluyó la aparición del presidente en el Parque Trillo, vestido de Superman cheo, no funcionó, porque hasta la masa revolucionaria, aunque mantiene el reflejo condicionado de chillido militante, está agotada del ¡Pin, pon, fuera...! y también ha descubierto que la OFICODA no cree en lágrimas patrióticas, de ahí que la tángana machadista no se desbordara, como mal calculó el poder, que apeló al teque televisado de cuatro guarapitos limosneros.

Una parte del bloque militar no debe compartir la estrategia porque el compañero Manuel Marrero Cruz, peón del general de brigada, Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, anda más escondido que un guanajo en Navidad escuchando villancicos, aunque a veces twittea; mientras parece enfrascado en el reordenamiento baldío que, básicamente, consiste en ponerle el cascabel en pesos al dólar norteamericano que, como los gatos, tiene más de siete vidas.

Mal debut el de los muchachones de La Habana gris con el compañero Joe Biden, que deberá reajustar su discurso electoral, que le hizo perder en Florida, con un programa de gobierno realista hacia Cuba, atendiendo las numerosas señales que -desde hace meses- emite el noble y empobrecido pueblo cubano, desoyendo incluso a sectores del Partido Demócrata que ven revolución donde solo cenizas hallarás de todo... hasta policías del pensamiento disfrazados de académicos, calentando motores para acudir prestos a Nueva York o París a debatir sobre los problemas creado por quienes les pagan y aúpan.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.